Últimas reseñas


domingo, 15 de julio de 2018

Soul Eater #6

¡Buenas tardes, minna!

Seguimos con reseña de saga, esta vez toca continuar la historia de Soul Eater. Además, me había quedado en una parte interesante, así que no voy a haceros esperar mucho más. ¡Vamos allá!


Título: Soul Eater
Saga: Soul Eater #6
Guión: Atsushi Ohkubo
Traducción: Ángel-Manuel Ybáñez
Dibujo: Atsushi Ohkubo
Editorial: Norma Editorial
Género: Shonen
Páginas: 192
ISBN: 978-84-679-0500-7
Precio: 8 €

La trampa de Medusa ha funcionado casi a la perfección: el Señor de la Muerte y casi todos los cazadores están atrapados, pero un grupo de alumnos ha conseguido zafarse de la trampa y tienen la oportunidad de salvar la ciudad... si consiguen derrotar al Dios Demonio Primigenio. Y mientras tanto, la sangre demoníaca no solo afecta a Soul, sino también a Maka...

Vale, vamos con la historia donde nos habíamos quedado. Medusa, junto a Free, Anar y Notar, han ideado un plan para revivir a Asura, el Dios Demonio Primigenio. Free ha creado una cárcel mágica alrededor de la escuela, tratando de encerrar a todos, pero el profesor Sith consigue liberar a Maka, Soul, BlackStar, Tsubaki, Kid y las gemelas, así como a Stein y a Spirit.

A partir de ese momento, buenos y malos medirán sus fuerzas para tratar de detener al otro bando. Mientras Spirit y Stein luchan contra Medusa, el equipo de BlackStar y Kid van tras Free y Anar; y Maka se enfrenta a Crona, la espadachina demoníaca. Sin embargo, solo hay una forma de derrotarla: usando a Soul como ancla, Maka deberá dejarse llevar por la locura de la sangre oscura y sintonizar su alma con Crona, buscando una forma de liberar su mente.

A la vez que Maka libra su batalla, BlackStar y Kid alcanzan a Anar y a Free, que tienen el maletín con la sangre negra. Si consiguen inyectarla en el saco de piel que contiene a Asura, el caos volverá a la ciudad. Tratando de evitar las alucinaciones que provoca la longitud de onda del Demonio, los dos chicos y sus armas harán lo posible para impedir que Medusa gane la batalla.

Y esto es todo por ahora. El tomo comienza con la batalla entre Maka y Crona, que ya había empezado en el tomo anterior. Dejándose guiar por Soul y el diablillo que representa la sangre negra, Maka se hunde en la locura para poder enfrentarse a la espadachina. Mientras Soul se esfuerza en mantenerse sereno y no caer él también, Maka pelea de una forma lunática con Crona, buscando enlazar sus longitudes de onda. Cuando al final lo consigue, entra en el subconsciente de la espadachina, donde se encuentra a una niña cuyo mundo, que podría ser muy amplio, se ve reducido a un diminuto círculo.

Momento épico: Crona se define a sí misma como "espadachina", por lo que, al menos en la traducción española, Crona es chica. Y diréis: "Se ve que es chica". Pues nunca se ha sabido de fijo, ya que es un personaje que puede ser chico o chica y cuesta mucho saber la respuesta correcta. En muchas páginas, su género viene como indeterminado. 

Crona aparte, el tomo también sigue la pelea de Stein contra Medusa. Spirit, Death Scythe del Señor de la Muerte, vuelve a hacer equipo con su antiguo compañero para acabar con la bruja, que es el mayor obstáculo de todos para evitar el despertar del Dios Demonio. BlackStar y Kid, por su parte, han de enfrentarse a la bruja Anar y a Free, el hombre lobo inmortal, los cuales portan el maletín con la sangre negra. 

Lógicamente, no os diré si Asura despierta o no, pero quiero pensar que os lo podréis imaginar. El primer enfrentamiento serio contra Medusa acaba en este tomo, pero la bruja aún tiene mucho que decir. Blake y Notar, mientras tanto, protagonizan una pelea de chicas pechugonas en la calle, para deleite de los ciudadanos, que apoyan a su querida gatita.

La verdad es que poco puedo decir ya del estilo del manga. El rasgo característico de este tomo es el cambio en la expresión de Maka cuando se deja llevar por la sangre negra. Su expresión, generalmente calmada o seria, pasa a ser una sonrisa psicópata y unos ojos completamente negros, unas características que siempre veíamos en Crona.

Y eso os contaré por hoy. Hasta el momento, manga y anime van de la mano, por lo que estoy deseando llegar al manga en el que la historia ya tome una dirección distinta. El siguiente tomo ya viene cargado de nuevos personajes, con un primer vistazo en las últimas páginas. ¡Espero poder leerlo pronto!

 

Nota: 6/6


Otros títulos:





0

jueves, 12 de julio de 2018

Buenas noches, Punpun #4

¡Buenas tardes, minna!

Por fin vuelvo con una nueva reseña de Buenas noches, Punpun. He estado buscando este tomo por todos lados, incluso en Madrid, y al final unos amigos me lo regalaron por Navidad (una Navidad celebrada en febrero, pero no pasa nada). Ya le tenía ganas, así que no ha durado mucho sin leer jajajaja.


Título: Buenas noches, Punpun
Saga: Buenas noches, Punpun #4
Guión: Inio Asano
Traducción: Marc Bernabé
Dibujo: Inio Asano
Editorial: Norma Editorial
Género: Seinen
Páginas: 224
ISBN: 978-84-679-2144-1
Precio: 8 €

Punpun Onodera, un alumno de secundaria normal y corriente, se enfrenta temerariamente a un compañero de su club escolar por Aiko Tanaka, la chica de la que está enamorado platónicamente (?). Por su lado, Yûichi acaba revelándole su pasado a Midori Ohkuma, una chica sin trabajo fijo que le llama la atención.

Podéis matarme si queréis, pero acabo de descubrir, ya en el cuarto tomo, que la primera página del manga es una presentación de todos los personajes, junto a la sinopsis del tomo. Pero bueno, no pasa nada. Vamos con la historia. Yaguchi, el compañero de clase de Punpun que está saliendo con Aiko, le cuenta una promesa que tiene: su gana el torneo de bádminton, ella será suya para toda la vida.

Atormentado por el miedo, Punpun se convierte en un alma en pena que solo desea una cosa: que Yaguchi pierda y Aiko pueda ser de él. Mientras tanto, el tomo arranca con la historia de Yûichi, cortada al final del manga anterior. En su antiguo trabajo como profesor en una alfarería, Yûichi se vio atraído por la hija de una de sus alumnas, la cual le pide ayuda ya que su madre la mantiene cautiva en casa.

Pese a que la joven es menor de edad, Yûichi tiene problemas para mantener el control. A pesar de tener novia, un trabajo fijo y una vida normal, la tentativa es muy fuerte. La chica, sabiendo lo que provoca en él, le pide ayuda con su madre, dándole a entender que podrá hacer con ella lo que quiera si cumple el trato.

Y en este punto volvemos al presente, que es en una cafetería. Yûichi se ha enamorado de Midori, una joven que trabaja de camarera pero no tiene un puesto fijo. Incapaz de corresponder a los sentimientos de la chica por miedo a hacerla daño, le cuenta su pasado, con el fin de asustarla. Sin embargo, ella sigue ahí cuando la historia termina, lo que les une todavía más. Tristemente, rememorar todo es muy duro para el chico, que intenta suicidarse, sin éxito.

Por otro lado, Punpun sigue atormentado por Aiko. La joven sigue sin hablarle tras romper su promesa y, si Yaguchi gana el torneo, ella dejará de estar a su alcance. Lo que no espera es que, durante el partido, ella se le acerque para dejar claro una cosa: Yaguchi no está dispuesto a abandonar todo por ella. Aiko, como hace años, se abre a Punpun: ella quiere a un chico que deje todo por huir a su lado. 

En ese momento, Punpun se encuentra en una encrucijada: seguir con una chica que le pide todo y cuyos sentimientos no están claros; o intentar encauzar su vida y olvidarse de ella, pese a estar enamorado.

La verdad es que me ha sorprendido que gran parte del tomo esté protagonizado por Yûichi, como en el anterior. El tío de Punpun parecía ser el más normal de la familia, pero ya vemos que tampoco es un soporte muy sólido para el joven, el cual está pasando por una etapa adolescente realmente mala. El avance temporal sigue corriendo, por lo que tendremos un salto al final del tomo que nos pasará de secundario a bachillerato.

El dibujo del tomo sigue el patrón de los anteriores. Punpun sigue viendo a su familia y a sí mismo con forma de... ¿pato? Tenemos, eso sí, algunas imágenes de Yûichi en los flashbacks en los que se ve alguna parte de su cuerpo con forma de humano normal. Toda la historia del pasado tiene un borde negro, lo que nos da a entender que es un recuerdo. Sigo diciendo que, pese a las apariencias, esta historia tiene contenido adulto, por lo que no es recomendable para niños. Además, la historia en sí es bastante dura a veces.

Y esto es todo por hoy. Cada tomo de esta saga me sorprende cada vez más, dejándome con ganas de más. Es una historia realmente dura, con momentos algo tensos y difíciles para Punpun y su familia, pero es entretenida. Además, vemos las comidas de cabeza del prota y los momentos en los que se le va la pinza, por lo que es gracioso. Espero encontrar más fácilmente el quinto tomo, porque es necesario.


Nota: 5/6


Otros títulos:





1

lunes, 9 de julio de 2018

Servamp #1

¡Buenas tardes, minna!

Pues aquí volvemos con un nuevo comienzo de saga, esta vez de una serie que ya conocía por el anime. Se trata de Servamp, una historia de vampiros un tanto peculiares. Me ha hecho ilusión ver que algunas cosas cambian respecto al anime, algo que hace que tenga más ganas de leerlo.


Título: Servamp
Saga: Servamp #1
Guión: Tanaka Strike
Traducción: Olinda Cordukes
Dibujo: Tanaka Strike
Editorial: ECC
Género: Shonen
Páginas: 184
ISBN: 978-84-17176-93-8
Precio: 8 €

¡Aparece un vampiro ni-ni al que le gusta recluirse en casa!

¡Una historia divertida y apasionante! ¡Fantasía y combate, con contratos de amo y sirvientes vampiros!

Mahiru Shirota, estudiante de primer año de bachillerato japonés, recoge a un gato negro de la calle, pero resulta que, en realidad, ¡es un Servamp, un vampiro sirviente! Para colmo, está siempre diciendo que todo es un fastidio y no hay nada que le motive. Mahiru, que se ha convertido en el amo de Kuro, en su Eve, por medio de un contrato, se ve involucrado en un conflicto entre vampiros y va a tener que luchar...

De acuerdo, os explico un poco la historia. Mahiru, nuestro protagonista, es un estudiante que odia las cosas complicadas. Siempre trata de hacerlo todo de la manera más sencilla. Como no le gusta que las cosas salgan mal, siempre se ofrece a todo en clase para tener la situación bajo control.

Un día, se encuentra un gato abandonado en la calle. Como no quiere arrepentirse más tarde por no rescatarlo, se lo lleva a casa, donde decide llamarle Kuro. Al poco tiempo, descubre que, en realidad, es un vampiro. Pero no un vampiro agresivo y chupa-sangre, sino un vampiro vago, perezoso e insufrible.

Aunque las cosas parecen no poder ir a peor, lo hacen: un vampiro ataca a Mahiru y a sus amigos en mitad de la calle. Incapaz de abandonar a sus compañeros, aunque Kuro solo quiere huir, el chico se enfrenta al monstruo. A partir de ese momento, el chico y el gato sellarán el trato que marcará sus vidas durante mucho tiempo.

Y esa es la historia, o al menos el principio. Os explico ahora un poco el tema del servamp. En cuanto Mahiru le pone nombre a Kuro, la primera parte del contrato se cumple. Cuando vuelve de clase al día siguiente de recogerle, momento en el que le descubre con forma "humana", el caos estalla en su casa. El vampiro le avisa de que no diga su nombre mientras está en forma humana y Mahiru, sin darse cuenta, lo dice. Ahí se forma un contrato de servamp, o vampiro sirviente, temporal. Si Kuro no toma la sangre de Mahiru, el contrato desaparecerá.

Lo que no saben es que un vampiro anda detrás de ellos y solo la sangre de Mahiru puede darle el poder suficiente a Kuro para luchar. A partir de ahí, vamos descubriendo el mundo de los vampiros junto a nuestro protagonista. Al parecer, hay siete servamps, cada uno representado por un pecado capital, los cuales pueden engendrar más vampiros, o subclases. Sin embargo, un ta Tsubaki busca matar a los servamps, por lo que envía a sus siervos a por ellos.

Si hablamos de los dos protagonistas, vemos un gran contraste entre ellos. Mahiru siempre quiere hacer las cosas por su cuenta para que todo salga bien. Kuro, por su parte, prefiere huir y dejar que otros hagan el trabajo. Esta diferencia hace que, al principio, no se soporten. Mahiru es todo energía mientras que Kuro es pura pereza (os podréis imaginar ya qué pecado capital representa).

En cuanto el contrato se cierra, Mahiru se convierte en el eve de Kuro, algo así como su maestro. Él puede decidir qué hace el vampiro, por lo que a veces tiene que forzarle para que entre en acción. Con la amenaza continua de Tsubaki, Mahiru prepara su plan: reunir a los siete servamps, y a sus respectivos eves, para prepararse y luchar.

Hablemos un poco del dibujo. El manga es un Shonen claro, con sus escenas de acción y los momentos graciosos entre personajes. El estilo es bastante normal respecto a los mangas de este estilo, con personajes de rasgos afilados pero no tan realistas como en un Seinen. Aunque hay alguna que otra escena de sangre, tampoco es nada del otro mundo. Los momentos de flashback tienen el fondo negro, una herramienta bastante utilizada que veo muy útil. ¡Kuro en forma de gato es monísimo!

Y eso os contaré por ahora. En el siguiente tomo os explicaré más sobre los servamps, ya que en este tomo igual es spoiler decirlo todo. Como he dicho al principio, me ha hecho ilusión que algunas cosas cambien respecto al anime, aunque la trama más o menos sigue el mismo patrón. Espero poder hacerme pronto con el siguiente, porque promete.



Nota: 6/6





0

viernes, 6 de julio de 2018

Olympics

¡Buenas tardes, minna!

Aunque me había propuesto leer este manga hace tiempo, la verdad es que han ido llegando más y más y este ha ido quedándose atrás. Pero no podía seguir así, por lo que me decidí a leerlo de una vez. Me ha sorprendido tanto para buenas como para malas, pero vamos con la reseña y os cuento más.


Título: Olympics
Saga: Tomo único
Guión: Toni Kudo y Black Velvet
Dibujo en taekwondo: Toni Kudo y Eduard Balust
Dibujo en patinaje artístico: Black Velvet y Senseidani
Dibujo en salto de trampolín: Black Velvet, Cyclic☆Redundancy y Alejandra M. Campos
Editorial: Letra Blanka
Género: Deportes / Historias de la vida
Páginas: 200
ISBN: 978-84-93795-96-2
Precio: 7,50 €

La antorcha está a punto de encenderse.

Robert y Xavi (España), Yumiko y Daisuke (Japón), y Narelle (Australia) han sido seleccionados para participar en las Olimpiadas recorriendo un duro camino física y emocionalmente.

Y es que, en una competición deportiva, el corazón se juega mucho más que medallas.

De acuerdo, comenzamos con la historia. Nos encontramos ante el comienzo de unas nuevas Olimpiadas, donde muchos deportistas tendrán que darlo todo para poder llegar a lo más alto. Desde todas partes del mundo, llegan jóvenes promesas con distintos deseos y temores, pero todos con algo en común: ganar.

Por un lado, tenemos a Robert y a Xavi, dos hermanos españoles que participan en la competición de taekwondo, aunque en distintas categorías, que se diferencian por el peso del participante. Robert es el mayor y es un chico engreído, agresivo, egocéntrico y egoísta. Xavi, por su parte, solo busca la admiración de su padre, el cual solo tiene ojos para su hermano, de ahí que trate de esforzarse lo más posible.

Después tenemos a Yumiko y Daisuke, dos jóvenes japoneses que participan en patinaje artístico. Debido a que es su última oportunidad para ganar las Olimpiadas, ambos lo dan todo, pero hay un problema: el exceso de ejercicio y entrenamiento ha afectado al tobillo de Daisuke. Sin embargo, el chico no quiere preocupar a su compañera, sin saber las consecuencias que puede tener forzar el cuerpo.

Por último, pero no menos importante, esta Narelle, una chica australiana que participa en salto de trampolín. La escuela de natación en la que participa tiene problemas de dinero, por lo que su entrenadora confía en que la chica llegue muy alto en las Olimpiadas y pueda ayudar a nivel financiero. Aunque la chica es muy buena, sus compañeras se burlan de ella y sienten envidia hacia su amistad con la entrenadora. Sintiéndose sola y con una gran presión, la joven deberá darlo todo para no decepcionar a las demás.

Y esa es la historia. Nos encontramos ante distintos jóvenes que deben afrontar los nervios y la presión que supone participar en las Olimpiadas. Cada uno arrastra sus propios fantasmas y problemas, pero deberán enfrentarse a todo ello para poder ganar. Con cada personaje, encontramos una historia completamente distinta: Xavi ha aprendido a vivir bajo la sombra de su hermano, pero también desea el reconocimiento que merece; Daisuke quiere arriesgarlo todo por ganar, incluso la seguridad de su amiga; y Narelle debe ganar, o decepcionará a todos y se quedará sola, algo que teme.

La verdad es que la historia es bastante entretenida, sobre todo mientras vamos viendo cómo entrenan, pasan las competiciones, tienen momentos de debilidad en los que sus miedos les pueden... Encontramos un poco de todo. Y una cosa que me ha gustado es que el final no es feliz del todo: no siempre se gana, pero la experiencia siempre aporta algo.

Algo que me ha parecido increíble, aparte de la cantidad de autores que han participado, es la parte de los extras. Tenemos tomas falsas, diseño de personajes, notas de los autores que nos cuentan cómo se documentaron, lo que han ido sintiendo al crear esta obra, el uso de las comillas angulares (< >) para dar a entender que los protagonistas tienen que hablar un idioma común (posiblemente el inglés) para entenderse, curiosidades respecto a los nombres y un código QR oculto... ¡Muchas cosas!

Pero no todo es bueno. El manga me ha decepcionado un poco a nivel de maquetación. He encontrado dos páginas que no estaban cortadas, por lo que estaban unidas por debajo; varias páginas un poco pegadas por los bordes; páginas mal cortadas, por lo que eran más cortas que las demás; y viñetas movidas, por lo que algunos diálogos estaban cortados al salirse de la página por alguno de los bordes. No sé si ha sido cosa de que en el stand de la expo vendieron los "mal maquetados" (algo que, al parecer, algunas editoriales hacen), o que yo he tenido mala suerte, pero esto le resta puntos muy importantes.

Aparte del tema de la maquetación, es una historia que me ha parecido entretenida y realista, sobre todo con ese final medio feliz. Encontramos personajes con los que empatizar fácilmente, ya que son gente de nuestra edad con los mismos miedos y problemas. Para finalizar, solo comentar que lo tengo firmado por Toni Kudo, junto a la mascota de las Olimpiadas: ¡La alpaca!

 


Nota: 4/6






0

martes, 3 de julio de 2018

Salón del Manga de Bilbao 2018

¡Buenas tardes, minna!

Hace una semana tuvo lugar la expo de Bilbao, una de las cuales nunca me pierdo. Fuimos el domingo, por lo que no pude ver el concurso de cosplay; aún así, encontré algunos muy buenos durante mi día de "gasta todo el dinero que puedas en mangas". En las fotos de las compras están los regalos de cumple, por lo que indicaré cuáles eran las cosas que cogí allí. ¡Empezamos!


 

Comenzamos con las compras. De la primera foto, todo son compras menos el manga de Tamayura:

Tomo 1 de Sakura Cardcaptor Clear Card
Tomo 1 de Danmachi
Tomo 1 de Tailstar
Tomo 7 de City Hall + libreta de notas de Julio Verne
Postal de Hinata (Haikyuu!!)
Tomo único de Bunny Hunt
Novela de Ataque a los titanes: Antes de la caída
Tomo 3 de Gangsta.

En la segunda foto, las compras son:

Camiseta de Property of Karasuno (Haikyuu!!)
Alfombrilla de ratón de Ahri Star Guardian (LoL)
Tomo 2 de Fairy Tail: Historias extra
Chapa de Mid (LoL)

Y eso os enseñaré. Como hago siempre, pasamos ahora a la exposición y sus tiendas:

 

 

 

Nada más entrar en el recinto encontramos los primeros puestos, que están más dedicados a los productos caseros, hechos a mano, de dibujantes que están allí mientras tú ves sus obras... es decir, productos un poco más alejados de las ventas habituales en este tipo de convenciones. Como siempre, no podía faltar nuestro stand de Double Castle, en el que cogí una pegatina de Totoro (que ya está colocada en su sitio). 

 

 

 

 

 

Una vez pasada la entrada, llegamos a la planta principal, donde están el resto de tiendas, los vestuarios, la zona de concursos y la zona de juegos de mesa y charlas. Por primera vez, hice un alto en la tienda de K-pop, ya que últimamente escucho mucho a Twice y reconocer sus álbumes me hizo mucha ilusión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como buena convención, hay ciertos productos obligatorios: funkos, pósters, camisetas, figuras de hama beads y tazas. Como siempre que voy a una expo, el puesto de Letra Blanka es indispensable. ¿Reconocéis algunas de las viñetas que adornaban sus paredes? Estuvimos hablando con el chico del puesto, que nos comentó algunas de las posibles novedades y el proyecto de Radiant, que quieren llevarlo al mundo del anime.

 

 

También encontré estos tres puestos. El primero era una exposición solidaria con una armadura samurái; el segundo era un puesto sobre Japón; y el tercero estaba en la entrada y era una serie de viñetas de Chan Prin, el manga de Xian Nu Studio

Y ahora toca la parte de cosplays. Como siempre digo, si alguien quiere que borre alguna foto, que me mande un correo, que no tendré ningún problema en quitarla.


Comenzamos. Aquí viene la parte divertida: reconocer a los personajes que no sabes de qué anime son o cuál es su nombre. Quiero recordar que la chica de la derecha va de Saber Alter, de Fate/Stary Night Heaven's Feel; la otra va de Mikazuki Munechika, de Touken Ranbu.


Y ahora pasamos a uno de los muchos cosplays de Boku no Hero. Al parecer, hubo una especie de quedada de fans de la serie y encontré muchísimos cosplays. Uno de ellos es este de Tokoyami, un personaje que me gusta muchísimo.


Vamos ahora con el personaje favorito de mi novio del anime Rokka no Yuusha, o el anime del infiltrado eterno y la trama parada. Me sorprendió encontrar este cosplay porque es una serie que no tuvo mucho tirón, aunque admito que estaba genial, con la flor gigante en la cabeza.


Una pareja que me pilló por sorpresa: Goku y Sora se van de compras al Salón del Manga. No sé si serán caseros o no, pero estos dos cosplays (sobre todo el de Sora) estaban geniales.


Segunda ronda de Boku no Hero. Fue muy gracioso que había unas niñas haciéndose fotos con ellas y la madre, cuando guardó la cámara, las preguntó de qué iban. Respondieron que de un anime de héroes y la mujer dijo, toda inocente ella: "¿Tipo Marvel?". Yo casi me muero jajaja. Veamos, de izquierda a derecha: Mina, Tsuyu y Toga.


Otro más de Boku no Hero. La verdad es que los villanos tuvieron bastante protagonismo en la convención. Esta vez le toca a Dabi, el villano que lanza fuego azul.


Y si antes me encontré con Sora, más tarde me crucé con este genderbend de Riku que estaba genial. 


Más héroes y villanos. De izquierda a derecha: Dabi, Uraraka y Toga.


Aquí tenéis a mi personaje favorito de Bungou Stray Dogs, con cuya imagen firmo en el blog de libros: Dazai, cuyo poder es borrar los demás temporalmente.


Justo cuando me regalan un funko de Oogie Boogie, me encuentro este cosplay en la convención. Me enamoré y fui de cabeza a pedir foto a esta chica >.<


¿Veis la silla vacía? Pues esta pobre chica estaba ahí sentada y yo la hice levantarse para pedirla una foto. Los cosplays de Ahri me encantan, sobre todo si están tan currados como este.


Madoka se pensó que yo era una Bruja, porque de primeras me miró con miedo jajaja. Hacía muchísimo que no encontraba un cosplay de esta increíble chica mágica.


¿Y qué me decís de esta asombrosa Diane de Nanatsu no Taizai? Es un manga que quiero hacer, sobre todo porque los lomos forman una imagen a lo largo.


Aurora haciendo de Aurora, mejor imposible. Tras varias fotos, en las cuales pasaba de salir genial a salir haciendo el gili, me decidí por enseñaros esta, en la que mi amada princesa sale guapísima.


Y acabamos la ronda de cosplays con Alicia, la cual hace un par de años me amenazó si no cumplía mi labor como buen novio jajajaja. Un poco más y hacemos un Alice in Madness en mitad de la convención ❤

Y esto es todo por hoy. Espero que os hayan gustado las fotos. A veces sigo con los problemas de enfoque con la cámara, pero voy mejorando jejeje. Lo dicho: si queréis que borre alguna imagen; o queréis que os envíe alguna, enviadme un correo sin problema. ¡Nos vemos!



0