Últimas reseñas


martes, 16 de octubre de 2018

Jackass! ¡Se mira, pero no se toca!

¡Buenas tardes, minna!

Vamos con un nuevo yaoi que tenía fichado desde que salieron las primeras imágenes. Se trata de Jackass, una historia bastante divertida y entretenida, con una parte romántica realmente original. ¡Vamos allá!


Título: Jackass! ¡Se mira, pero no se toca!
Saga: Tomo único
Guión: Scarlet Beriko
Traducción: Ana María Caro
Dibujo: Scarlet Beriko
Editorial: Tomodomo Ediciones
Género: Yaoi
Páginas: 248
ISBN: 978-84-16188-56-7
Precio: 8,50 €

Keisuke es un estudiante pobretón con pintas de gamberro y corazón de oro que, sin darse cuenta, acaba plantándose en el instituto con los pantis de su hermana debajo del chándal. Cosas que pasan cuando compartes casa con una mujer despechada que encima te roba la ropa. Para evitar el ridículo, Masayuki, un pijo guaperas que cambia de novia como de camisa, e inexplicable mejor amigo de Keisuke, lo arrastra fuera de clase. Keisuke respira aliviado…, pero sólo antes de descubrir que Masayuki tiene un serio fetiche por las medias. Y mucha, mucha pasta, que está dispuesto a gastar en sobornos para que él se las ponga. Para Masayuki. En privado.

De acuerdo, vamos con la historia. Keisuke, nuestro protagonista, es un chico con apariencia de tío peligroso pero que esconde un buen corazón. Un día, al ponerse el chándal para ir a gimnasio, descubre que su hermana, que lo usó la noche anterior, ha dejado las medias dentro. Masayuki, uno de sus mejores amigos, ve la situación y le ayuda a huir, llevándole a la enfermería.

Antes de que le de tiempo a agradecérselo, Kei se ve acorralado por su amigo, el cual confiese tener un fetiche por las medias. Las piernas de Kei son su nueva obsesión, pese a que el chico siempre ha ido de chica en chica como si nada. Incómodo, trata de impedir que su compañero siga observándole, pero Masayuki no se corta: a cambio de verle y tocarle las piernas, está dispuesto a comprarle cosas. Kei, que anda mal de dinero, termina cediendo.

Lo que no esperan es que surjan sentimientos a partir de la obsesión de Masa con las piernas de Kei. Con miedo a que su amistad cambie para siempre, Kei intenta cortar todo contacto y evita a Masayuki, algo que hace que se sienta culpable. Incapaz de poner nombre a sus sentimientos, Kei intenta seguir con su vida, pero la cercanía de su mejor amigo no ayuda.

Y eso os contaré de la historia. Kei es un chico que vive con su hermana en un pequeño apartamento. Aunque tienen suficiente dinero para vivir, él está preocupado por el tema de la universidad, por lo que nunca gasta dinero en caprichos ni en salir. Dentro de su grupo de amigos, está Masayuki, un chico rico que siempre cambia de chica cada dos por tres; y Katsumi, el amigo de la infancia de Kei, el cual es abiertamente gay y tiene una relación en secreto con el doctor del instituto.

Un día, Kei se va a poner el pantalón del chándal para ir a gimnasia y, al meter la pierna, está termina cubierta por una media de su hermana, la cual usó la noche anterior la prenda para dormir. Masayuki, al ver la situación de su amigo, le ayuda a salir de clase e ir a un lugar donde poder quitarse la ropa. En ese momento, Kei descubre el secreto de Masayuki: tiene un fetiche con las medias y las piernas de Kei son perfectas con ellas puestas.

Pese a que Kei tiene miedo de que su amistad con Masa se rompa, no puede evitar seguir el rollo a su amigo debido a los chantajes que le hace este con comida y regalos. Sin embargo, Kei empieza a sentir algo por Masayuki, pero sabe que es una relación imposible: su amigo no tiene corazón, cambia de chica cuando se aburre y busca un nuevo juguete. A partir de ese momento, ambos chicos se distancian.

A nivel de personajes, es una historia con bastante dinámica. Primero tenemos a Keisuke, nuestro protagonista, un chico con cara de mafioso pero que en el fondo es muy buen chico. Luego está su hermana, Akiko, una chica de 29 años despechada y con un tremendo vicio a emborracharse. Pasando a los amigos, empezamos con Katsumi, el amigo de la infancia de Kei, que es gay y tiene la lívido por las nubes. Además, tiene una relación con el doctor del instituto, aunque debería estar prohibido. También está Masayuki, el chico rico del grupo, que se enamora de las piernas de Kei. Y por último, creo que hay que destacar un poco a Miyoshi, un chico de clase que siempre se mete con Katsumi por ser gay, pero que tendrá bastante juego.

En temas de dibujo, estamos ante un manga Yaoi de ambiente escolar. Me hace gracia porque tenemos dos formas de actuar según los personajes: tenemos casos como el de Miyoshi, que siempre está llamando "maricón de mierda" a Katsumi; pero después, cuando Kei empieza a sentir algo por Masa, en lo último en lo que piensa es si es gay o no. Son dos formas distintas de dar importancia o no al tema. El diseño de los personajes presenta rasgos afilados, tirando a realistas, con muchas escenas cómicas en las que se exageran las expresiones. Es un Yaoi explícito, sin censura. ¡Y viene con postal!

Y eso os contaré. La verdad es que es una historia que me ha gustado mucho porque tiene Boys Love pero, la vez, es muy divertida. Hay momentos cómicos realmente buenos, en los que los personajes la lían bastante. Buscaré más de la autora, que me ha convencido. ¡Nos vemos!



Nota: 6/6






No hay comentarios:

Publicar un comentario