Últimas reseñas


lunes, 9 de julio de 2018

Servamp #1

¡Buenas tardes, minna!

Pues aquí volvemos con un nuevo comienzo de saga, esta vez de una serie que ya conocía por el anime. Se trata de Servamp, una historia de vampiros un tanto peculiares. Me ha hecho ilusión ver que algunas cosas cambian respecto al anime, algo que hace que tenga más ganas de leerlo.


Título: Servamp
Saga: Servamp #1
Guión: Tanaka Strike
Traducción: Olinda Cordukes
Dibujo: Tanaka Strike
Editorial: ECC
Género: Shonen
Páginas: 184
ISBN: 978-84-17176-93-8
Precio: 8 €

¡Aparece un vampiro ni-ni al que le gusta recluirse en casa!

¡Una historia divertida y apasionante! ¡Fantasía y combate, con contratos de amo y sirvientes vampiros!

Mahiru Shirota, estudiante de primer año de bachillerato japonés, recoge a un gato negro de la calle, pero resulta que, en realidad, ¡es un Servamp, un vampiro sirviente! Para colmo, está siempre diciendo que todo es un fastidio y no hay nada que le motive. Mahiru, que se ha convertido en el amo de Kuro, en su Eve, por medio de un contrato, se ve involucrado en un conflicto entre vampiros y va a tener que luchar...

De acuerdo, os explico un poco la historia. Mahiru, nuestro protagonista, es un estudiante que odia las cosas complicadas. Siempre trata de hacerlo todo de la manera más sencilla. Como no le gusta que las cosas salgan mal, siempre se ofrece a todo en clase para tener la situación bajo control.

Un día, se encuentra un gato abandonado en la calle. Como no quiere arrepentirse más tarde por no rescatarlo, se lo lleva a casa, donde decide llamarle Kuro. Al poco tiempo, descubre que, en realidad, es un vampiro. Pero no un vampiro agresivo y chupa-sangre, sino un vampiro vago, perezoso e insufrible.

Aunque las cosas parecen no poder ir a peor, lo hacen: un vampiro ataca a Mahiru y a sus amigos en mitad de la calle. Incapaz de abandonar a sus compañeros, aunque Kuro solo quiere huir, el chico se enfrenta al monstruo. A partir de ese momento, el chico y el gato sellarán el trato que marcará sus vidas durante mucho tiempo.

Y esa es la historia, o al menos el principio. Os explico ahora un poco el tema del servamp. En cuanto Mahiru le pone nombre a Kuro, la primera parte del contrato se cumple. Cuando vuelve de clase al día siguiente de recogerle, momento en el que le descubre con forma "humana", el caos estalla en su casa. El vampiro le avisa de que no diga su nombre mientras está en forma humana y Mahiru, sin darse cuenta, lo dice. Ahí se forma un contrato de servamp, o vampiro sirviente, temporal. Si Kuro no toma la sangre de Mahiru, el contrato desaparecerá.

Lo que no saben es que un vampiro anda detrás de ellos y solo la sangre de Mahiru puede darle el poder suficiente a Kuro para luchar. A partir de ahí, vamos descubriendo el mundo de los vampiros junto a nuestro protagonista. Al parecer, hay siete servamps, cada uno representado por un pecado capital, los cuales pueden engendrar más vampiros, o subclases. Sin embargo, un ta Tsubaki busca matar a los servamps, por lo que envía a sus siervos a por ellos.

Si hablamos de los dos protagonistas, vemos un gran contraste entre ellos. Mahiru siempre quiere hacer las cosas por su cuenta para que todo salga bien. Kuro, por su parte, prefiere huir y dejar que otros hagan el trabajo. Esta diferencia hace que, al principio, no se soporten. Mahiru es todo energía mientras que Kuro es pura pereza (os podréis imaginar ya qué pecado capital representa).

En cuanto el contrato se cierra, Mahiru se convierte en el eve de Kuro, algo así como su maestro. Él puede decidir qué hace el vampiro, por lo que a veces tiene que forzarle para que entre en acción. Con la amenaza continua de Tsubaki, Mahiru prepara su plan: reunir a los siete servamps, y a sus respectivos eves, para prepararse y luchar.

Hablemos un poco del dibujo. El manga es un Shonen claro, con sus escenas de acción y los momentos graciosos entre personajes. El estilo es bastante normal respecto a los mangas de este estilo, con personajes de rasgos afilados pero no tan realistas como en un Seinen. Aunque hay alguna que otra escena de sangre, tampoco es nada del otro mundo. Los momentos de flashback tienen el fondo negro, una herramienta bastante utilizada que veo muy útil. ¡Kuro en forma de gato es monísimo!

Y eso os contaré por ahora. En el siguiente tomo os explicaré más sobre los servamps, ya que en este tomo igual es spoiler decirlo todo. Como he dicho al principio, me ha hecho ilusión que algunas cosas cambien respecto al anime, aunque la trama más o menos sigue el mismo patrón. Espero poder hacerme pronto con el siguiente, porque promete.



Nota: 6/6





No hay comentarios:

Publicar un comentario