Últimas reseñas


jueves, 12 de julio de 2018

Buenas noches, Punpun #4

¡Buenas tardes, minna!

Por fin vuelvo con una nueva reseña de Buenas noches, Punpun. He estado buscando este tomo por todos lados, incluso en Madrid, y al final unos amigos me lo regalaron por Navidad (una Navidad celebrada en febrero, pero no pasa nada). Ya le tenía ganas, así que no ha durado mucho sin leer jajajaja.


Título: Buenas noches, Punpun
Saga: Buenas noches, Punpun #4
Guión: Inio Asano
Traducción: Marc Bernabé
Dibujo: Inio Asano
Editorial: Norma Editorial
Género: Seinen
Páginas: 224
ISBN: 978-84-679-2144-1
Precio: 8 €

Punpun Onodera, un alumno de secundaria normal y corriente, se enfrenta temerariamente a un compañero de su club escolar por Aiko Tanaka, la chica de la que está enamorado platónicamente (?). Por su lado, Yûichi acaba revelándole su pasado a Midori Ohkuma, una chica sin trabajo fijo que le llama la atención.

Podéis matarme si queréis, pero acabo de descubrir, ya en el cuarto tomo, que la primera página del manga es una presentación de todos los personajes, junto a la sinopsis del tomo. Pero bueno, no pasa nada. Vamos con la historia. Yaguchi, el compañero de clase de Punpun que está saliendo con Aiko, le cuenta una promesa que tiene: su gana el torneo de bádminton, ella será suya para toda la vida.

Atormentado por el miedo, Punpun se convierte en un alma en pena que solo desea una cosa: que Yaguchi pierda y Aiko pueda ser de él. Mientras tanto, el tomo arranca con la historia de Yûichi, cortada al final del manga anterior. En su antiguo trabajo como profesor en una alfarería, Yûichi se vio atraído por la hija de una de sus alumnas, la cual le pide ayuda ya que su madre la mantiene cautiva en casa.

Pese a que la joven es menor de edad, Yûichi tiene problemas para mantener el control. A pesar de tener novia, un trabajo fijo y una vida normal, la tentativa es muy fuerte. La chica, sabiendo lo que provoca en él, le pide ayuda con su madre, dándole a entender que podrá hacer con ella lo que quiera si cumple el trato.

Y en este punto volvemos al presente, que es en una cafetería. Yûichi se ha enamorado de Midori, una joven que trabaja de camarera pero no tiene un puesto fijo. Incapaz de corresponder a los sentimientos de la chica por miedo a hacerla daño, le cuenta su pasado, con el fin de asustarla. Sin embargo, ella sigue ahí cuando la historia termina, lo que les une todavía más. Tristemente, rememorar todo es muy duro para el chico, que intenta suicidarse, sin éxito.

Por otro lado, Punpun sigue atormentado por Aiko. La joven sigue sin hablarle tras romper su promesa y, si Yaguchi gana el torneo, ella dejará de estar a su alcance. Lo que no espera es que, durante el partido, ella se le acerque para dejar claro una cosa: Yaguchi no está dispuesto a abandonar todo por ella. Aiko, como hace años, se abre a Punpun: ella quiere a un chico que deje todo por huir a su lado. 

En ese momento, Punpun se encuentra en una encrucijada: seguir con una chica que le pide todo y cuyos sentimientos no están claros; o intentar encauzar su vida y olvidarse de ella, pese a estar enamorado.

La verdad es que me ha sorprendido que gran parte del tomo esté protagonizado por Yûichi, como en el anterior. El tío de Punpun parecía ser el más normal de la familia, pero ya vemos que tampoco es un soporte muy sólido para el joven, el cual está pasando por una etapa adolescente realmente mala. El avance temporal sigue corriendo, por lo que tendremos un salto al final del tomo que nos pasará de secundario a bachillerato.

El dibujo del tomo sigue el patrón de los anteriores. Punpun sigue viendo a su familia y a sí mismo con forma de... ¿pato? Tenemos, eso sí, algunas imágenes de Yûichi en los flashbacks en los que se ve alguna parte de su cuerpo con forma de humano normal. Toda la historia del pasado tiene un borde negro, lo que nos da a entender que es un recuerdo. Sigo diciendo que, pese a las apariencias, esta historia tiene contenido adulto, por lo que no es recomendable para niños. Además, la historia en sí es bastante dura a veces.

Y esto es todo por hoy. Cada tomo de esta saga me sorprende cada vez más, dejándome con ganas de más. Es una historia realmente dura, con momentos algo tensos y difíciles para Punpun y su familia, pero es entretenida. Además, vemos las comidas de cabeza del prota y los momentos en los que se le va la pinza, por lo que es gracioso. Espero encontrar más fácilmente el quinto tomo, porque es necesario.


Nota: 5/6


Otros títulos:





1 comentario:

  1. Hola
    Pues mi novio me esta recomendando (obligando) a leerlo y aunque tengo algunos problemillas con ciertos aspectos del manga me esta gustando aunque no encantando.
    Saludos.

    ResponderEliminar