Últimas reseñas


viernes, 6 de julio de 2018

Olympics

¡Buenas tardes, minna!

Aunque me había propuesto leer este manga hace tiempo, la verdad es que han ido llegando más y más y este ha ido quedándose atrás. Pero no podía seguir así, por lo que me decidí a leerlo de una vez. Me ha sorprendido tanto para buenas como para malas, pero vamos con la reseña y os cuento más.


Título: Olympics
Saga: Tomo único
Guión: Toni Kudo y Black Velvet
Dibujo en taekwondo: Toni Kudo y Eduard Balust
Dibujo en patinaje artístico: Black Velvet y Senseidani
Dibujo en salto de trampolín: Black Velvet, Cyclic☆Redundancy y Alejandra M. Campos
Editorial: Letra Blanka
Género: Deportes / Historias de la vida
Páginas: 200
ISBN: 978-84-93795-96-2
Precio: 7,50 €

La antorcha está a punto de encenderse.

Robert y Xavi (España), Yumiko y Daisuke (Japón), y Narelle (Australia) han sido seleccionados para participar en las Olimpiadas recorriendo un duro camino física y emocionalmente.

Y es que, en una competición deportiva, el corazón se juega mucho más que medallas.

De acuerdo, comenzamos con la historia. Nos encontramos ante el comienzo de unas nuevas Olimpiadas, donde muchos deportistas tendrán que darlo todo para poder llegar a lo más alto. Desde todas partes del mundo, llegan jóvenes promesas con distintos deseos y temores, pero todos con algo en común: ganar.

Por un lado, tenemos a Robert y a Xavi, dos hermanos españoles que participan en la competición de taekwondo, aunque en distintas categorías, que se diferencian por el peso del participante. Robert es el mayor y es un chico engreído, agresivo, egocéntrico y egoísta. Xavi, por su parte, solo busca la admiración de su padre, el cual solo tiene ojos para su hermano, de ahí que trate de esforzarse lo más posible.

Después tenemos a Yumiko y Daisuke, dos jóvenes japoneses que participan en patinaje artístico. Debido a que es su última oportunidad para ganar las Olimpiadas, ambos lo dan todo, pero hay un problema: el exceso de ejercicio y entrenamiento ha afectado al tobillo de Daisuke. Sin embargo, el chico no quiere preocupar a su compañera, sin saber las consecuencias que puede tener forzar el cuerpo.

Por último, pero no menos importante, esta Narelle, una chica australiana que participa en salto de trampolín. La escuela de natación en la que participa tiene problemas de dinero, por lo que su entrenadora confía en que la chica llegue muy alto en las Olimpiadas y pueda ayudar a nivel financiero. Aunque la chica es muy buena, sus compañeras se burlan de ella y sienten envidia hacia su amistad con la entrenadora. Sintiéndose sola y con una gran presión, la joven deberá darlo todo para no decepcionar a las demás.

Y esa es la historia. Nos encontramos ante distintos jóvenes que deben afrontar los nervios y la presión que supone participar en las Olimpiadas. Cada uno arrastra sus propios fantasmas y problemas, pero deberán enfrentarse a todo ello para poder ganar. Con cada personaje, encontramos una historia completamente distinta: Xavi ha aprendido a vivir bajo la sombra de su hermano, pero también desea el reconocimiento que merece; Daisuke quiere arriesgarlo todo por ganar, incluso la seguridad de su amiga; y Narelle debe ganar, o decepcionará a todos y se quedará sola, algo que teme.

La verdad es que la historia es bastante entretenida, sobre todo mientras vamos viendo cómo entrenan, pasan las competiciones, tienen momentos de debilidad en los que sus miedos les pueden... Encontramos un poco de todo. Y una cosa que me ha gustado es que el final no es feliz del todo: no siempre se gana, pero la experiencia siempre aporta algo.

Algo que me ha parecido increíble, aparte de la cantidad de autores que han participado, es la parte de los extras. Tenemos tomas falsas, diseño de personajes, notas de los autores que nos cuentan cómo se documentaron, lo que han ido sintiendo al crear esta obra, el uso de las comillas angulares (< >) para dar a entender que los protagonistas tienen que hablar un idioma común (posiblemente el inglés) para entenderse, curiosidades respecto a los nombres y un código QR oculto... ¡Muchas cosas!

Pero no todo es bueno. El manga me ha decepcionado un poco a nivel de maquetación. He encontrado dos páginas que no estaban cortadas, por lo que estaban unidas por debajo; varias páginas un poco pegadas por los bordes; páginas mal cortadas, por lo que eran más cortas que las demás; y viñetas movidas, por lo que algunos diálogos estaban cortados al salirse de la página por alguno de los bordes. No sé si ha sido cosa de que en el stand de la expo vendieron los "mal maquetados" (algo que, al parecer, algunas editoriales hacen), o que yo he tenido mala suerte, pero esto le resta puntos muy importantes.

Aparte del tema de la maquetación, es una historia que me ha parecido entretenida y realista, sobre todo con ese final medio feliz. Encontramos personajes con los que empatizar fácilmente, ya que son gente de nuestra edad con los mismos miedos y problemas. Para finalizar, solo comentar que lo tengo firmado por Toni Kudo, junto a la mascota de las Olimpiadas: ¡La alpaca!

 


Nota: 4/6






No hay comentarios:

Publicar un comentario