Últimas reseñas


viernes, 5 de abril de 2019

The Promised Neverland #1

¡Buenas tardes, minna!

Hoy vengo con un manga que me recomendó una amiga y que, poco después de comprarlo, salió el anime. Ya me dijo que la portada engañaba mucho, que no me iba a esperar lo que iba a leer. Y así ha sido. Es una historia bastante oscura y macabra, con mucho presión sobre los personajes. ¡Vamos con la reseña!


Título: The Promised Neverland
Saga: The Promised Neverland #1
Guión: Kaiu Shirai
Traducción: Carlos Mingo e Irene Telleria
Dibujo: Posuka Demizu
Editorial: Norma Editorial
Género: Shonen
Páginas: 192
ISBN: 978-84-679-3087-0
Precio: 4,00 €

Ella los ama como si fuera su madre, pero en realidad no lo es. Ellos se pasan el día juntos, pero no son hermanos.
Emma, Norman y Ray viven felices en este pequeño orfanato. Pero, cierto día, su tranquila vida llega a su fin de la forma más escabrosa posible.
¡¿Qué les deparará el destino ahora que saben la verdad...?!

Comenzamos como siempre con la historia. Todo empieza en el orfanato Grace Field House, donde Emma y sus "hermanos" viven felices junto a Madre. Tienen una cama cómoda, comida, ropa a juego, un gran bosque donde jugar... Y los exámenes, donde compiten por ver quién se lleva la enhorabuena de Madre.

Todos saben que, entre los seis y los doce años, puede pasar que uno de ellos se vaya con unos padres nuevos al otro lado de la gran puerta que comunica con el exterior. Un día, le llega el turno a Connie, una de las pequeñas, que recibe la noticia sobre ir a conocer a su nueva familia. Sin embargo, se olvida a Little Bunny, su peluche favorito, y Emma y Norman deciden acercarse a la gran puerta.

Lo que descubren allí destruirá la imagen de hogar feliz que tenían hasta el momento. A partir de ese día comienza la cuenta atrás para que ellos sean los siguientes, por lo que deberán encontrar la forma de escapar con todos los niños del orfanato antes de que la desgracia los arrastre a la muerte.

La verdad es que no sé hasta qué punto puedo contar qué es lo que descubren al otro lado de la puerta. Son tres capítulos y este hecho tiene lugar al final del primero, por lo que creo que sí puedo dejar caer lo que encuentran. Pero vamos por partes, así que recapitulemos. Nos encontramos en Grace Field House, un orfanato en el que todos los niños son felices y son cuidados por Madre, una mujer que les quiere mucho.

Aunque saben que no son hermanos, todos se tratan como si lo fueran, comportándose como una gran familia feliz. Emma, Norman y Ray son los más mayores, por lo que en ellos recae la responsabilidad de cuidar y ayudar a los más pequeños. Entre juegos y diversión también hay exámenes, pero no lo ven como algo malo: los que tienen las notas más altas son felicitados por Madre, algo digno de conseguir.

Aun así, todos tienen clara una cosa: a partir de los seis y hasta los doce años, pueden ser adoptados por una familia del exterior. Emma y sus dos amigos tienen once, por lo que saben que pronto será su turno. Mientras tanto, se alegran por Connie, una niña de seis años que ha tenido la suerte de poder ir al exterior con sus nuevos padres.

Sin embargo, se deja a su peluche favorito, Little Bunny. Emma y Norman deciden acercarse a la gran puerta con la esperanza de encontrar a la niña y darle su peluche. Cuando llegan, la verja está subida y hay un camión, pero no hay nadie a la vista. Emma decide dejar el peluche dentro del vehículo y abre la tela de la parte trasera. Ese es el momento en el que todo cambia: el instante en el que encuentra a Connie muerta.

Mientras los dos niños intentan superar el susto, se acerca alguien y deciden esconderse debajo del vehículo. Ese es otro de los momentos que cambiarán todo: unos demonios aparecen, cogen a la niña y la meten en un contenedor, llamándola "comida". No diré más.

Como podéis ver, es una historia que engaña muchísimo. Pasamos de una imagen idílica en la que todos son felices a darnos cuenta de detalles un poco macabros: no es un orfanato, es una granja. Como es lógico, Emma y Norman deciden no hablar todavía con los demás, ya que no pueden confiar en Madre. En ese momento comienza una carrera contrarreloj en la que deberán idear una forma de escapar, salvando a todos los niños del lugar. Pero las cosas no serán nada fáciles.

En temas de dibujo, lo voy a catalogar como Shonen de misterio y terror, ya que algunas de las imágenes son bastante perturbadoras. Los personajes tienen rasgos dulces, propios de niños, hasta que llegan el punto en el que todo cambia y sus expresiones pasan a ser decididas, afiladas y aterradas. Hay detalles que se ven desde el principio pero que no son relevantes hasta que descubres la verdad. Además, entre capítulos hay imágenes sueltas y presentación de personajes, con algún dibujo un poco perturbador. 

Y eso es todo por hoy. La verdad es que es una saga que promete muchísimo, por lo que seguiré la historia con el manga. Intentaré comprar el siguiente pronto, aunque poco a poco, que son mínimo 13 tomos. ¡Nos vemos!



Nota: 6/6






1 comentario:

  1. Muy buen manga, yo ando ahora mismo por el sexto tomo y la trama va por muy buen camino. Altamente recomendable, en efecto.

    ResponderEliminar