Últimas reseñas


viernes, 17 de agosto de 2018

Algo entre nosotros

¡Buenas tardes, minna!

Aquí volvemos con un nuevo Yaoi que me ha llegado al corazón. Ya de por sí, cuando vi la portada me enamoré del dibujo. Pues la historia ha cumplido todas mis expectativas. ¡Vamos allá!


Título: Algo entre nosotros
Saga: Tomo único
Guión: Hagi
Traducción: Judit Moreno
Dibujo: Hagi
Editorial: Milky Way Ediciones
Género: Yaoi
Páginas: 162
ISBN: 978-84-17373-18-4
Precio: 8 €

¡Cuánta belleza en unos ojos anegados de lágrimas...! Era la primera vez que veía a alguien llorar.

La imagen de Koga llorando conmueve a Tajima y acaba cautivándolo inesperadamente. Sin embargo, el motivo de las lágrimas resulta ser ni más ni menos que la muerte del querido pez dorado de Koga... causada por Cerdi, el gato de Tajima. Este trata de encontrar una forma de disculparse y al final termina haciéndose amigo de Koga, lo cual lo llevará a descubrir un secreto...

De acuerdo, comenzamos con la historia. El primer encuentro entre Tajima y Koga tiene lugar cuando el primero tira un cubo de agua por la ventana de su clase y cala completamente al otro. Sin embargo, la primera imagen que tiene Tajima de su compañero es el rostro de este bañado en lágrimas. Incapaz de quedarse sin hacer nada, le cede su chándal y le pregunta qué le pasa.

Con esta conversación, la amistad empieza a surgir. Koga ha perdido a su pez dorado, el cual había sido un regalo de la persona que le gusta. Para colmo, el culpable es Cerdi, el gato de Tajima. Incapaz de confesar que el asesino es su mascota, Tajima intenta animar a Koga, teniendo encuentros esporádicos en los que es incapaz de confesar la verdad.

Sin embargo, poco a poco los dos chicos empiezan a conocerse y Tajima descubre la verdad sobre el pez dorado: a Koga se lo regaló su hermano, o hermanastro, con el que vive y del que está enamorado. Tomando como objetivo hacer sonreír a Koga, Tajima se acercará a él y le ofrecerá alguien en quién confiar, sin entender los sentimientos que empiezan a crecer dentro de él.

Y esa es más o menos la historia. Nos encontramos con dos personajes completamente distintos: Tajima vive con sus padres y su hermana mayor, que le usa de criado personal. Aún así, tiene amigos y es un buen chico, siempre dispuesto a ayudar con una sonrisa. Koga, por su parte, vive con su hermanastro, aunque se ha criado desde pequeño con él, por lo que es como su hermano. El hecho de que su hermano vaya a casarse le ha sumido en un profundo pesar, ya que está enamorado de él. El hecho de que su pez dorado, un regalo de su hermano, haya sido "asesinado" no ayuda. Para colmo, es un chico poco expresivo y solitario, por lo que tiene que soportar todo el dolor por su cuenta.

Aunque Tajima al principio tiene miedo de hablar con Koga, debido a la cara de mala leche natural del chico, poco a poco fluye la conversación entre ellos. Sus primeras conversaciones giran en torno al asesino del pez, Cerdi, pero Tajima no se atreve a decir que es un gato por miedo a que el otro decida dejarle sin mascota. Sin embargo, cuando Koga suelta su secreto para asustar a Tajima, se sorprende al descubrir que el chico se siente aún más cercano a él, consiguiendo una leve sonrisa. Tras ese gesto, Tajima decide que quiere ver sonreír más a Koga, ya que hay algo en su expresión que le ha cautivado.

Como veis, de primeras ambos chicos tienen formas de ser completamente diferentes. Sin embargo, también tienen cosas en común. Ambos nunca han tenido a nadie cercano al lado que corresponda. Mientras que Koga vive enamorado de su hermano en secreto, Tajima nunca ha sentido algo por nadie. Aunque el gato es el principal enlace al principio, más tarde lo usan de escusa para verse: a Cerdi le gusta el olor de Koga, de ahí que se cuele en su casa y se siente en su silla y su cojín.

En temas de dibujo, el diseño me ha gustado mucho. Ambos personajes tienen rasgos afilados pero con un toque dulce. Además, la autora juega mucho con dibujos de agua y peces de colores, dándole un aire idílico. No os vais a encontrar contenido adulto; es una historia más que nada de romance, centrándose en cómo se conocen los personajes y cómo enfrentan poco a poco los sentimientos encontrados. También tenemos muchos toques graciosos, sobre todo cuando Koga suelta alguna broma con el rostro serio, que ayudan a aliviar tensiones.

En fin, es una historia preciosa. Me da pena que solo sea un tomo, porque me ha sabido a poco, pero no puedo hacer mucho más. Por las notas de la autora en la contracubierta, es su primera obra, así que tiene mucho mérito tener este pedazo de tesoro ya de primeras. Espero encontrar más de ella, porque me ha ganado.

 

Nota: 6/6




No hay comentarios:

Publicar un comentario