Últimas reseñas


miércoles, 6 de febrero de 2019

Fairy Tail. Blue Mistral #3

¡Buenas tardes, minna!

Aquí regreso con un nuevo tomo de las aventuras de Wendy, la benjamina del gremio Fairy Tail. Aunque es una historia con toques tiernos y felices, Wendy es uno de mis personajes más queridos, por lo que yo feliz teniendo una historia aparte de ella jajaja. ¡Vamos allá!


Título: Fairy Tail. Blue Mistral
Saga: Fairy Tail. Blue Mistral #3
Guión: Hiro Mashima
Traducción: Olinda Cordukes
Dibujo: Rui Watanabe
Editorial: Norma Editorial
Género: Shonen
Páginas: 168
ISBN: 978-84-679-2564-7
Precio: 8,00 €

¡Ha llegado una noticia nueva a Fairy Tail!
Al enterarse de que un dragón está secuestrando mujeres, Wendy se viste de chico y se va a la ciudad de Aiya. Pero, de pronto, a Charle se la ve extraña... ¿qué le está ocurriendo?

Tras sus misiones en el Valle del Dragón y la mansión encantada, Wendy regresa al gremio de Fairy Tail dispuesta a seguir su trabajo como maga. Una nueva noticia llega: según los rumores, en la ciudad de Aiya están desapareciendo jóvenes, que son secuestradas por un dragón.

Con la idea de pasar desapercibida y no ser una víctima más, Wendy se disfraza de chico y llega a la ciudad, donde descubre que la parte sobre el dragón era mentira. Aun así, la joven no va a irse sin ayudar a los ciudadanos. Junto a Mink, un joven novato de la guardia, nuestra dragon slayer buscará pistas sobre las desapariciones.

Sin embargo, todo se complica cuando Charle comienza a comportarse raro y huye volando una noche. Su destino: la mansión de la familia feudal, donde reside la señorita Viola, una chica querida por todos y que, desde la muerte de su hermana Sera, vive encerrada en la mansión sufriendo la pérdida.

Y eso os contaré de la historia. Cuando Wendy escucha que el posible secuestrador es un dragón, decide investigar más pese a las protestas de Charle. Como dragon slayer, en su mano está derrotar a dicha criatura si realmente es el culpable. Sin embargo, la noticia también dice que es un mujeriego, de ahí que secuestre chicas jóvenes. Preparándose para la ocasión, Wendy pide ayuda a sus compañeros para que la vistan de chico.

Presentándose como Wendell, la chica conoce a Mink, un novato de la guardia que la da alojamiento y le cuenta los rumores, momento en el que la teoría del dragón se desmiente. Las jóvenes desaparecen en mitad de la noche, sin que se escuche o se vea nada. Además, esa misma noche Charle empieza a actuar raro: primero aparta a Wendy y después sale volando en dirección a la mansión feudal.

Cuando la sigue, Wendy se encuentra con Mink, que está haciendo guardia. El chico, dispuesto a ayudar a su "nuevo amigo", la explica que solo los guardias pueden acceder a la mansión. Dispuesta a todo por recuperar a su compañera, Wendy deberá demostrar su valía a la guardia y encontrar una forma de entrar en la vivienda, donde está Charle.

La verdad es que la historia sigue unos patrones parecidos a las dos anteriores. Wendy llega a la ciudad, investiga y más tarde descubre que todo lo que se decía no tiene nada que ver con la realidad. En esta ocasión, el trabajo de investigación es más arduo, porque debe hacerse pasar por un chico, entrar en la guardia y después infiltrarse en las zonas restringidas.

Además, Wendy será vigilada por el capitán Storings, el cual es muy cercano a la señorita Viola y parece ocultar algo. Puertas cerradas con cadenas, extrañas desapariciones y una terrible muerte se juntan en esta historia, donde Wendy deberá esforzarse para resolver el misterio y recuperar a su amiga.

Como en las reseñas anteriores, solo destacar que es un manga Shonen con muchísimos toques propios de los Shojos, con expresiones muy redondeadas, brillos por todos lados y chicos guapos en cada esquina.

Y poco más he de contar. Creo que esta saga eran cuatro tomos, por lo que me haré pronto con el siguiente y último para ir cerrándola. ¡Nos vemos!

 

Nota: 5/6


Otros títulos:






No hay comentarios:

Publicar un comentario