Últimas reseñas


viernes, 7 de septiembre de 2018

Sombras sobre Shimanami #1

¡Buenas tardes, minna!

Hoy vengo con un manga que comencé sin tener muy claro lo que me iba a encontrar, pero sabiendo que trata el tema LGTB un poco más en serio. Siempre que compro algún yaoi sé lo que estoy comprando, de ahí que esta historia me tuviera un poco en ascuas. ¿Lo habéis leído? Si no es así, ¡vamos a descubrir esta increíble historia juntos!


Título: Sombras sobre Shimanami
Saga: Sombras sobre Shimanami #1
Guión: Yuhki Kamatani
Traducción: Ana María Caro
Dibujo: Yuhki Kamatani
Editorial: Tomodomo Ediciones
Género: Seinen
Páginas: 184
ISBN: 978-84-16188-48-2
Precio: 8 €

Tasuku acaba de mudarse a Onomichi, una pintoresca ciudad cercana a Hiroshima. Todo va bien hasta que sus compañeros de clase descubren porno gay en su móvil y empiezan a burlarse de él. Desesperado, decide suicidarse antes de que el acoso le haga la vida imposible.

Sin embargo, justo cuando se dispone a arrojarse desde una colina, contempla cómo una misteriosa mujer salta y desaparece antes de sumirse en el precipicio. El rastro de aquella presencia fantasmal, que responde al nombre de Nadie, lo conduce a un particular local llamado El Consultorio. Allí conocerá a Haruko Daichi, una joven lesbiana que se ha trasladado a Onomichi para vivir con su pareja, además de otros personajes con los que Tasuku intuye que tiene algo en común. Ellos, junto con la enigmática Nadie, le harán plantearse si no es preferible vivir desafiando los estándares a aceptar una muerte en vida.

De acuerdo, vamos con la historia. Todo comienza con Tasuku en su clase, donde sus compañeros insinuan que es gay tras ver un video porno en el móvil del chico. Aunque él se defiende diciendo que es un mensaje en broma de su hermano y que los gays le dan asco, los demás continúan metiéndose con él. En el pasillo, un chico del instituto les escucha y, tras oír las palabras de Tasuku, declara que a él sí que le dan asco los maricas.

Este golpe de sucesos hace que Tasuku decide suicidarse, incapaz de aceptar su condición y los problemas con la sociedad que puede traer. Sin embargo, antes de tirarse por la colina, ve a una chica saltando por un balcón. Alarmado, el chico corre a la puerta de la casa, donde descubre El Consultorio, un lugar de reunión para un variopinto grupo de personajes; entre ellos Nadie, la chica que saltó y que es una mujer realmente misteriosa y enigmática.

Sin darse cuenta, Tasuku comenzará a ir muy a menudo a El Consultorio, donde descubre, por boca de Nadie, que quizás haya más gente como él. Allí conocerá a Daichi Haruko, una joven que se mudó al pueblo para poder vivir tranquila con su novia. La historia de Haruko ayudará a Tasuku a ver de otro modo la situación que vive, asumiendo que sus sentimientos no están mal y que realmente lo que necesita es asumirlo y quererse a sí mismo.

Y esa es la historia de este tomo. Comenzamos con Tasuku en mitad de la clase defendiéndose de las burlas de sus compañeros, que no dejan de meterse con él debido al vídeo que hay en su móvil. Cuando uno de sus compañeros suelta que le dan asco los maricas, enfatizando las mismas palabras de Tasuku, el chico recibe un duro golpe emocional, que le lleva a la decisión de suicidarse.

En ese momento conoce a Nadie, una misteriosa chica que le escuchará a su manera y le invitará a El Consultorio, un lugar de reunión para personas de todo tipo. Aunque Nadie va a su bola y apenas mantiene conversación con los demás, Tasuku conocerá a Daichi Haruko, una mujer que trabaja en la Asamblea Gatuna junto a Utsumi, otro de los chicos que van al lugar. La organización se encarga de rehabilitar las casas abandonadas, con el fin de darles un nuevo uso de forma voluntaria. 

Mientras Tasuku les ayuda a limpiar y reacondicionar una casa, conoce a Saki, la novia de Haruko. Este hecho le llevará a interesarse por la vida de la joven, que no ha sido un jardín de rosas. Sintiendo cierta envidia por la felicidad que ve entre ambas chicas, Tasuku irá aceptando poco a poco sus sentimientos, pese al miedo que tiene a cómo reaccionará la sociedad.

Como veis, la historia realmente tiene un trasfondo un tanto durillo. Nuestro protagonista acaba de llegar a la ciudad de Onomichi, donde intenta llevar una vida normal. Sin embargo, el descubrimiento de sus compañeros, así como sus burlas, son demasiado para él, que tiene miedo de reconocer su sexualidad. Escuchando la historia de Haruko, a Tasuku le queda claro una cosa: la sociedad no es tan abierta como dice ser, pese a los esfuerzos de muchas personas. Sin embargo, la chica también le enseña que debe ser feliz según sus normas, no según lo que dicten los demás.

Si hablamos de dibujo, no tengo muy claro cómo está clasificado, pero para mí es un Seinen debido a los temas que trata y la seriedad con lo que lo hace. Si hablamos de diseño, me recuerda mucho a Shonen Note, más por los detalles que tiene que por el dibujo en sí. Me explico: en este manga, muchas metáforas son plasmadas literalmente. Un ejemplo claro viene cuando, por un motivo que no diré, Tasuku siente que su corazón se rompe en mil pedazos. ¿Qué dibujo encontramos? El pecho del chico explotando en muchos trocitos de cristal. Luego hay una mini viñeta cómica de Nadie recogiéndolos y reconstruyendo a Tasuku (intentaré poner la imagen abajo).

Y eso os contaré del manga. Creo que es una historia que vale la pena leer, tanto por el mensaje que cuenta como por el dibujo y la dulzura con el que toca diversos momentos. Aunque tiene momentos duros, se lee muy bien y realmente engancha, con personajes realmente adorables. Espero que salga el segundo pronto, porque me ha gustado muchísimo.




Nota: 6/6




No hay comentarios:

Publicar un comentario