Últimas reseñas


miércoles, 17 de abril de 2019

Sí, soy una araña, ¿qué pasa? #1

¡Buenas tardes, minna!

Os cuento: conocí la existencia de esta historia buscando novelas ligeras en GoodReads. La verdad es que me hizo gracia, pero lo dejé pasar. Cuando vi que salía el manga en España, decidí darle una oportunidad. Creo que hace mucho que no me rio tanto con un manga. ¡Vamos allá!


Título: Sí, soy una araña, ¿qué pasa?
Saga: Sí, soy una araña, ¿qué pasa? #1
Guión: Asahiro Kakashi
Traducción: Gabriel Álvarez Martínez
Dibujo: Asahiro Kakashi
Obra original: Okina Baba
Diseño original de personajes: Tsukasa Kiryû
Editorial: ECC Ediciones
Género: Shonen
Páginas: 178
ISBN: 978-84-17509-34-7
Precio: 8,95 €

Nuestra protagonista, una estudiante de instituto, se ha despertado... ¡¡en un mundo alternativo y convertida en una araña!! ¡Pertenece a una de las razas más bajas en el escalafón y está perdida en una horripilante mazmorra plagada de ranas, venenosas, serpientes gigantes e incluso dragones! ¡¡Esta es la historia de una chica fuerte de mentalidad que intenta sobrevivir en un laberinto!!

De acuerdo, comenzamos con la historia. Me acabo de dar cuenta de que no sabemos el nombre de nuestra peculiar protagonista, por lo que voy a llamarla Ara (qué original, eh, araña). Ara es una chica de instituto que, tras sentir un extraño dolor en clase, despierta dentro de un huevo de araña, convertida en esta criatura.

Sus primeros momentos de libertad, además, son terribles: hay muchas como ella devorándose entre sí y la araña madre, enorme, tampoco se queda quieta mirando. Aunque consigue huir, Ara no tiene claro dónde está ni qué le ha pasado para convertirse en un arácnido. Para colmo, la mazmorra está llena de monstruos dispuestos a comerla, por lo que tendrá que hacer uso de las pocas habilidades que tiene.

A medida que descubre más sobre ese nuevo mundo y sus habitantes, Ara deberá encontrar un modo de sobrevivir y salir de esa gran mazmorra que parece no tener fin. Sin embargo, la chica no va a desanimarse: con una mente positiva todo es posible, incluso para una araña pequeñita.

Y eso os contaré. Todo comienza con Ara en mitad de la oscuridad, sin saber qué pasa. Lo único que recuerda es estar en clase y sentir un terrible dolor. Cuando consigue abrirse paso a través de lo que la tiene cubierta, descubre que acaba de salir de un huevo... ¡y que es una araña! Una Small Lesser Teratect, concretamente. Para colmo, hay muchas crías como ella y empiezan a comerse entre ellas. Incluso la madre, una araña gigante, las ataca para devorarlas.

Aunque consigue escapar de la masacre, no tiene muy claro qué ha pasado. No sabe si es una reencarnación, si ha sido llevada a un mundo alternativo... Pero una cosa está clara: esta nueva vida se asemeja a un videojuego. Mientras deambula por la mazmorra, piensa en voz alta que estaría bien tener una habilidad "lupa" con la que obtener información; al momento, aparece un mensaje de la nada diciendo que tiene puntos de habilidad para comprar "lupa".

Poco a poco, Ara comprende cómo sobrevivir: si se esfuerza en conseguir presas, acabar con ellas, usar habilidades y subir de nivel, se volverá más fuerte y podrá encontrar una salida sana y salva. De esta forma, empieza a ganar títulos y habilidades según sus logros: ¿Que se come una rana venenosa? Adquiere habilidad de resistencia a veneno. ¿Que se carga a un basilisco? Sube de nivel y habilidad de resistencia a la petrificación. Y así poco a poco.

Lo más gracioso de la historia es cómo lo vive. Al principio está confusa y aterrada, pero decide "aplazar el tema y vivir el momento". Cuando empieza a desarrollar habilidades, no sabe cómo usarlas, así que hace piruetas y bailes raros para ver si funciona algo. Además, tiene momentos muy divertidos en las que se cree una araña superpoderosa y, al momento, ella misma se destroza las ilusiones con una dosis de realidad. También tenemos algunos instantes en los que Ara cuenta algún detalle suelto sobre su vida como humana, expresando el sentimiento de soledad y de obligarse a encajar, aunque pronto recupera los ánimos y sigue con su aventura.

Mucho más no puedo contaros porque gran parte de este tomo es cómo ella va aprendiendo sobre este nuevo mundo. Si os fijáis en la portada, el dibujo no es muy realista o grotesco. Si buscase alguna semejanza, podría decir que las criaturas se parecen más bien a los monstruos de otros Shonen o a los juegos del estilo a Dragon Quest. Además, Ara tiene momentos con expresiones muy exageradas, que me han sacado más de una carcajada.

Antes de terminar, quiero comentar una cosa que me ha llamado mucho la atención. En la contraportada, aparte de la sinopsis, vienen el ISBN (algo común), el precio (que no siempre está) y el número de páginas (algo muy raro y que agradezco mucho para la ficha técnica). Una vez dicho esto, ¡nos vemos!



Nota: 6/6






1 comentario:

  1. Buenaas!
    Pues no es una historia que me llame mucho >.<
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar