Últimas reseñas


jueves, 13 de septiembre de 2018

Gangsta. #2

¡Buenas tardes, minna!

Hoy vuelvo con un manga que compré nada más acabar el primero, pero que fui dejando y dejando. Pero bueno, ya lo cogí y lo he devorado con ganas, así que no pasa nada. Es una historia que me llama muchísimo, aunque aún faltan muchas cosas que explicar. ¡Vamos allá!


Título: Gangsta.
Saga: Gangsta. #2
Guión: Kohske
Traducción: Gemma Tarrés
Dibujo: Kohske
Editorial: Milky Way Ediciones
Género: Seinen
Páginas: 194
ISBN: 978-84-16960-93-4
Precio: 8 €

Nicolas y Worick regentan un negocio de encargos varios en Ergastulum, un pueblo dominado por la mafia, la violencia y las drogas. Cuando solicitan sus servicios para ayudar en la guerra entre mafias, se encuentran con un ser de fuerza sobrehumana debido al efecto de cierta droga...

Dos compañeros unidos por una singular relación... ¡y la oscura historia que rodea su pasado y su destino!

Vale, vamos con la historia. Nos encontramos en Ergastulum, un pueblo en el que varias familias mafiosas se pelean por el territorio. Worick y Nicolas son los "chicos de los recados", un par de hombres conocidos por ayudar en las peleas, matanzas, redadas... a quien les contrate, sea una mafia o la policía.

Un día, ambos son arrestados y llevados a comisaria, ya que ha aparecido un grupo de cadáveres desmembrados, con cortes limpios pertenecientes a un arma similar a una katana, la cual usa Nic. Sabiendo que los dos chicos son inocentes, el inspector les pide ayuda en el caso, que les llevará a un conflicto entre los Cristiano y los Corsica.

Aunque parece una rencilla más, los subordinados de los Corsica han contratado a un Twilight, un chico cuyas habilidades son sobrehumanas y que solo Nic, cuyo nivel es similar, podrá hacerle frente. Mientras tanto, Worick investigará el motivo de la trifulca, así como origen de los cadáveres.

Y eso os contaré de la historia. Comenzamos con Nic y Worick yendo a comisaria, donde todos los policías ya les conocen y saben que el hecho de tener la esposas puestas es puro teatro. Mientras Cody, el novato, se desespera porque Nic le ignora, Worick habla con Chad sobre el caso de los cadáveres, que han aparecido en una fábrica mutilados por un arma blanca similar a una katana.

Mientras están hablando, llama por teléfono Daniel Monroe, cabeza de la familia Monroe, contratando los servicios de Nic y Worick como guardaespaldas. Unos subordinados de la familia Corsica, a espaldas de su jefe, han contratado a un Twilight para que acabe con el líder enemigo. Su apariencia de niño es engañosa, pero sus dos cuchillas cortan carne de una forma muy realista.

Mientras Nic se enfrenta a él, dos Twilight de rango A0, Worick torturará a uno de los subordinados de los Corsica para descubrir por qué han empezado ese conflicto y quién es realmente el objetivo de su jefe. 

La verdad es que en este tomo al principio me lié un poco porque aparecían muchos personajes. De momento, tenemos tres grandes familias mafiosas: los Cristiano, los Monroe y los Corsica, cada grupo con unas ideas distintas sobre los Twilight. También empieza a soltar información sobre los Twilight: por lo que he entendido, los actuales son descendientes de soldados que utilizaron una droga experimental potenciadora durante la guerra. Estos individuos tienen habilidades sobrehumanas y tienen una chapa que les cataloga según su "peligrosidad". Además, se tuvo que crearse tres principios para controlarlos, ya que eran demasiado peligrosos sin unas normas. Para colmo, los Twilight usan drogas para fortalecerse, aunque una sobredosis puede convertirles en monstruos desalmados.

La que apenas tiene protagonismo en este tomo es Alex, la prostituta a la que salvaron los dos chicos y que ahora vive con ellos. Aunque sus labores de recepcionista son muy aburridas, la joven empieza a sufrir alucinaciones, en las que ve a su antiguo dueño; el cual ella misma mató a balazos. Asustada, la chica empieza a tener problemas para diferenciar realidad de alucinación.

En temas de dibujo, de momento poco puedo añadir a lo dicho en la reseña anterior. Tenemos personajes de rasgos muy afilados, con escenas realmente sangrientas. Además, ya comenté que, cuando Nic habla con lengua de signos, el bocadillo es negro; mientras que, cuando habla por su cuenta, las letras están un poco retorcidas.

Espero hacerme con el siguiente tomo ya, porque nos van soltando pequeñas imágenes del pasado que aún tienen que explicar y me vuelvo loco haciendo teorías. Es una historia a veces un poco dura de leer, pero creo que vale bastante la pena. Además, ya quería un Seinen de acción, y este lo satisface de sobra. ¡Nos vemos!



Nota: 5/6


Otros títulos:





No hay comentarios:

Publicar un comentario