Últimas reseñas


sábado, 24 de noviembre de 2018

Platinum End #2

¡Buenas tardes, minna!

Vamos con esta segunda entrega de Platinum End, un manga de los conocidos autores de Death Note. La verdad es que se notan toques de esa gran historia, por lo que espero que el avance no me defraude. ¡Vamos con la reseña!


Título: Platinum End
Saga: Platinum End #2
Guión: Tsugumi Ohba
Traducción: Marc Bernabé
Dibujo: Takeshi Obata
Editorial: Norma Editorial
Género: Seinen
Páginas: 208
ISBN: 978-84-679-2652-1
Precio: 8 €

"YO SERÉ TUS 'ALAS', SAKI".
Mirai se dispone a asistir a la ceremonia de ingreso a bachillerato cuando alguien le clava una "flecha roja" por la espalda. Y la persona que lo ha hecho... ¡Es ni más ni menos que Saki Hanakago, la chica por la que Mirai siempre ha suspirado!
Por otro lado, el candidato a Dios que se hace pasar por Metropoliman se pone de nuevo en marcha y hace un llamamiento a parlamentar con los restantes 11 candidatos...

De acuerdo, retomemos un poco la historia. Mirai, nuestro protagonista, es un chico cuya vida es un infierno. Al ir a suicidarse, aparece Nasse, un angel que le otorga unas flechas y unas alas. Con la opción de ser un candidato a Dios, el chico decide seguir con su vida y aprender a usar sus nuevas herramientas. Sin embargo, no es el único canditato; y algunos no tienen reparos en matar a los demás para hacerse con el puesto de Dios.

Intentando seguir su vida normal como alumno de bachillerato, Mirai acude a la ceremonia de inauguración cuando otro candidato le clava una flecha roja en el pecho, el tipo de flecha que le convierte en su "esclavo" durante 33 días. Lo que Mirai no espera es que sea Hanakago Saki, la chica de la que está enamorado. A su lado conoce a Rubel, el ángel de la chica, que al ser de segunda categoría solo puede otorgar flechas rojas.

Para colmo, el candidato que se hace pasar por el héroe Metropoliman hace un llamamiento a los demás, reuniéndolos en el estadio de béisbol Jinbô, delante de todas las cámaras. Los dos chicos deberán decidir qué movimientos hacer para no delatarse y acabar con su principal enemigo, que está matando poco a poco a los demás.

Y ese es más o menos este tomo. El anterior finalizaba con Saki clavándole una flecha roja a Mirai en la entrada del instituto, volviéndole su esclavo. Sin embargo, el chico está enamorado de la chica, por lo que el efecto de la flecha solo hace que sea más directo hablando de sus sentimientos. Cuando Mirai conoce a Rubel, el ángel de Saki, descubre que, al ser uno de segunda, solo puede ofrecer a la chica flechas, por lo que el chico deberá ser "sus alas".

Mientras ambos practican volando juntos, llega un nuevo aviso del candidato que dice ser Metropoliman: quiere mantener una negociación con los demás en el estadio de béisbol Jinbô, delante de todas las cámaras y de los espectadores que decidan ir. Aunque saben que es una trampa, Mirai y Saki se dirigen al lugar, fingiendo ser dos curiosos más.

Y aquí empieza la acción. Varios candidatos harán acto de presencia, aparte de nuestros protagonistas y Metropoliman, el cual demostrará no tener escrúpulos a la hora de matar delante de todos a sus competidores. Sin poder hacer nada, Mirai y Saki ven cómo varios compañeros caen abatidos.

Parte del manga es la reunión en el estadio. Debido a que el traje de Metropoliman viene de una serie famosa, varios de los candidatos deciden usarla para enfrentarse al asesino, tendiéndose entre ellos varias trampas. Saki y Mirai solo pueden mirar cómo sus rivales pelean por acabar con los demás, con un terrible final.

En este tomo también nos explican qué pasa cuando un candidato acaba con otro. Como los ángeles tienen diversas categorías y herramientas para sus candidatos, estos pueden acabar con sus rivales y quedarse con lo que tengan. De esta forma, un único elegido puede tener varias alas y varias flechas a la vez si ha matado a otros que lo poseían.

El final del tomo nos presenta a un Mirai pequeño, que habla con su padre sobre la felicidad y cómo conseguirla. Será una guía para el avance de la serie, que promete tener muchos momentos tensos y muchas muertes sin previo aviso.

Me sigue sorprendiendo mucho el dibujo del manga. Aunque la historia juega mucho con el tema de la muerte y de los ángeles, es increíble el trabajo que presenta entremezclando escenas oscuras y otras luminosas, sobre todo con los efectos de los ángeles y sus bendiciones. Me atrevería a decir que está clasificado como Seinen por los temas tan serios que trata, ya que habla mucho de las causas del suicidio y el alto número de casos que ocurren solo en Japón.

Y eso os contaré por hoy. El tercer tomo ya está en mis manos, por lo que espero no tardar mucho en leerlo. Me encantan los marcapáginas de estos mangas, son preciosos. Y me despido por hoy. ¡Nos vemos!

 

Nota: 4/6


Otros títulos:




No hay comentarios:

Publicar un comentario