Últimas reseñas


lunes, 20 de agosto de 2018

Pokémon Rubí y Zafiro #3

¡Buenas tardes, minna!

Aquí vuelvo con una nueva entrega de la saga Pokémon Adventures, esta vez en la región de Hoenn. Con este tercer tomo de las aventuras de Rubí y Zafiro, la historia llega a un punto tenso, con toda la región a punto de colapsar. ¡Vamos allá!


Título: Pokémon Rubí y Zafiro #3
Saga: Pokémon Adventures #11
Guión: Hidenori Kusaka
Traducción: Óscar Tejero
Dibujo: Satoshi Yamamoto
Editorial: Norma Editorial
Género: Shonen
Páginas: 392
ISBN: 978-84-679-2510-4
Precio: 12 €

¡Las dos organizaciones criminales, el Equipo Aqua y el Equipo Magma, se asocian para alcanzar sus siniestros objetivos! Rubí y Zafiro se reencuentran, pero su amistad se tambalea tras una feroz discusión. ¿Serán capaces de reconciliarse y combatir juntos el grave mal que asola Hoenn?

De acuerdo, comenzamos con la historia. Zafiro y Rubí vuelven a reunirse en ciudad Arborada, donde se han juntado todos los Líderes de Gimnasio. Zafiro, tras su derrota contra Alana, decide convertirse en su alumna para mejorar; Rubí, por su parte, es el aprendiz de Pluvio, el conocido Líder que gana en todos los Concursos Pokémon.

Sin embargo, el reencuentro no es agradable. Magno, del Equipo Magma, y Aquiles, del Equipo Aqua, se han aliado para llegar a la Caverna Abisal, lugar donde descansan los dos Pokémon ancestrales: Groudon y Kyogre. Con las dos bestias sueltas, la región de Hoenn sufre un terrible ataque. Por un lado, parte de la región sufre una catastrófica sequía. Por otro lado, la otra parte se ve sepultada por grandes tsunamis y la subida del nivel del mar.

Para colmo, los dos únicos objetos capaces de detener a ambos Pokémon, los prismas, han caído a manos de Magno, que derrotó a Vito y Leti, los Líderes del Gimnasio de ciudad Calagua. Mientras la Organización Pokémon trata de detener a las dos bestias ancestrales, Rubí y Zafiro tendrán una seria discusión. Sin embargo, el destino de la región está en manos de ambos; tendrán que solucionar sus diferencias y colaborar si no quieren que el mundo termine para siempre.

Y eso os contaré de la historia. El reencuentro entre Zafiro y Rubí es bastante inesperado, porque no esperan encontrarse al otro justo en la reunión de los Líderes de Gimnasio. Mientras que Zafiro está dispuesta a unir sus fuerzas con los demás, Rubí sigue obsesionado con ocultar su habilidad como Entrenador. Cuando Zafiro se da cuenta del potencial que esconde el chico, se enfada al ver que él no piensa ayudar, sino que prefiere seguir con su objetivo de ganar los Concursos. 

Por otra parte, Magno y Aquiles deciden colaborar para poder llegar a la Caverna Abisal. Allí, cada uno toma un camino diferente, en busca de su Pokémon ancestral. Lo que Aquiles no sabe es que Magno se ha hecho con los prismas, los únicos objetos capaces de controlar a los dos Pokémon y que estaban custodiados en el Monte Pírico por Vito y Leti, los Líderes de Gimnasio gemelos.

Mientras todos los Líderes de Gimnasio se separan para enfrentarse en grupo a ambos Pokémon, el resto de la ayuda intenta evacuar a las personas a lugares seguros, como la ciudad subterránea de Malvalanova. Sin embargo, los altos cargos de ambas organizaciones criminales tampoco están dispuestos a permitir que los Líderes intervengan en los planes de sus jefes. 

En este tomo, vemos de nuevo un gran avance en Rubí. Tras su discusión con Zafiro por no querer colaborar con los Líderes, el chico huye y se dirige a ciudad Portual, donde tiene lugar el siguiente nivel de Concursos Pokémon. Sin embargo, la rabia contenida y el arrepentimiento hacen que Rubí descargue contra Mimi, su Feebas, que termina marchándose. Después de que Pluvio le eche varias cosas en cara, el joven cae inconsciente debido al exceso de presión y ansiedad.

En este tomo, volveremos a encontrarnos con Blasco, el chico de frágil salud al que Rubí conoce al comenzar su aventura. Aún junto a Ruru, el Ralts de Rubí, el joven sigue su viaje para intentar mejorar como Entrenador pese a su salud. Lo que no espera es encontrarse con Norman, el padre de Rubí, el cual le ofrece la oportunidad que no quiso darle tiempo atrás: entrenarle.

Y creo que eso os contaré de este tomo. El dibujo se mantiene igual, por lo que no creo que comente mucho al respecto. La verdad es que la historia se está volviendo emocionante por momentos. No parece que se acerque la solución al problema de Groudon y Kyogre. Una cosa que me ha sorprendido es que, pese a la aparición de los Regis en la portada, no aparecen para nada en el tomo; ni se les menciona. Imagino que en el cuarto tomo hagan aparición, pero me ha extrañado que les hayan puesto en la imagen de la cubierta. ¡Nos vemos!

 

Nota: 6/6


Otros títulos:






No hay comentarios:

Publicar un comentario