Últimas reseñas


miércoles, 18 de julio de 2018

D.Gray-Man. La ciudad sumida en un bucle #3

¡Buenas tardes, minna!

Hace mucho que no leo un tomo de D.Gray-Man, así que, cuando fui hace poco a Madrid y encontré la colección casi entera, decidí comprar al menos los dos siguientes que me tocaba comprar. Voy a intentar llevarla junto a Pandora Hearts, así que andaré pendiente en las expos para comprarlos.


Título: D.Gray-Man. La ciudad sumida en un bucle
Saga: D.Gray-Man #3
Guión: Katsura Hoshino
Traducción: Nathalia Ferreyra y Susana Ezquerro
Dibujo: Katsura Hoshino
Editorial: Ivrea
Género: Shonen
Páginas: 200
ISBN: 978-84-15922-54-4
Precio: 8 €

Allen y Lenalee intentan resolver el misterio de la ciudad que parece sumida en un bucle espacio-temporal, a la que ni los rastreadores son capaces de entrar. ¡¡Allí se encuentran a alguien de inmenso poder!! ¿Qué es lo que buscan los miembros de la Familia Noé que dicen ser descendientes divinos...?

De acuerdo, retomemos la historia. Allen acaba de llegar de su misión junto a Kanda, con la Inocencia a salvo en su brazos. Sin embargo, lo que encuentra en la Orden es el caos: Komurin, el robot creado por Kamui, ha perdido el control. Su función, que implica curar a los exorcistas y mantenerles en buena forma, hace que persiga a Allen y a una inconsciente Lenalee.

Esta primera parte del tomo sirve para que descubramos que Lenalee también es una exorcista y que su arma anti-akumas es dura de pelar. Mientras la Orden regresa a la normalidad, ambos jóvenes reciben una misión: hay una ciudad que está sumida en un bucle espacio-temporal. Como esto es posiblemente debido a una Inocencia, solo los exorcistas pueden entrar, pero no salir.

Junto a Miranda, una mujer con muy mala suerte que es capaz de recordar lo que pasa en la ciudad a pesar del bucle, Allen y Lenalee deberán investigar dónde está la Inocencia y por qué ha creado ese bucle, así como acabar con los akumas que salen al paso. Sin embargo, no será tan fácil; la Familia Noé comienza a moverse y Road, una de ellos, decide hacer una visita a los dos exorcistas.

Y creo que eso os contaré del tomo. Nada más comenzar, tenemos un par de capítulos con la primera aparición de Komurin, un robot creado por Kamui con el fin de quitarles trabajo al equipo de investigación. Sin embargo, como el robot ha sido creado con una personalidad similar a su creador, decide tomarse un café. Resultado: la cosa se vuelve loca y trata de "retocar" a Lenalee, anestesiándola.

Allen, nada más llegar y lleno de heridas de su misión, se ve atacado por Komurin, que quiere "curarle". En estos dos pequeños capítulos de relleno conocemos la Inocencia de Lenalee, las "Dark Boots", presentándola así como exorcista. A partir de ese momento, comienza una nueva misión: Allen y Lenalee irán a una misión atrapada en el 9 de octubre. Su llegada coincide con el ataque de un akuma a Miranda, una joven desgraciada de la que todo el mundo se ríe y que recuerda lo que pasa cada día. 

La posible relación entre Miranda y la Inocencia causante del bucle hace que Allen y Lenalee decidan protegerla, sin saber el peligro que se acerca. Aquí también nos meten un pequeño apartado de presentación de la Familia Noé, un grupo de "superhumanos", aliados del Conde Milenario, el creador de los akumas.

Me hace mucha gracia que, entre los capítulos, la autora responde a preguntas que les hacen y cuenta anécdotas; como, por ejemplo, que inventa la historia mientras está en el baño. Una de las veces estuvo seis horas en el baño y el editor la dijo que dejase esa costumbre. En temas de dibujo, el manga sigue las pautas de los tomos anteriores. No sé si es cosa mía por ver el anime hace tanto, pero este tomo tiene alguna que otra escena ciertamente sangrienta.

El final del tomo coincide con una nueva aventura, aunque no tenemos ninguna pista aún. Conoceremos a un nuevo personaje, Lavi, que acompañará a Allen en la siguiente misión. Ya os contaré más cosas sobre este nuevo exorcista en el siguiente tomo, que tiene historia para rato jajaja.

 

Nota: 6/6


Otros títulos:






No hay comentarios:

Publicar un comentario