Últimas reseñas


lunes, 18 de febrero de 2019

Hiniiru #3

¡Buenas tardes, minna!

Vamos con la tercera entrega de Hiniiru. Si soy sincero, tuve que releer el tomo anterior porque no me acordaba muy bien de lo que pasaba, pero ahora ya está todo bien entendido jejeje. ¡Vamos allá!


Título: Hiniiru
Saga: Hiniiru #3
Guión: Yuichi Kato
Traducción: Olinda Cordukes
Dibujo: Yuichi Kato
Editorial: ECC
Género: Shonen
Páginas: 192
ISBN: 978-84-17071-10-3
Precio: 8,00 €

Un Dross gigante se planta ante Kagerô, que ha logrado rescatar a Momiji.
En el combate a muerte que se libra a continuación, Kagerô, firmemente resuelto, permite que el fuego consuma su vida para proteger a Momiji.
¿¡Cuál será la rápida e impresionante evolución de esa batalla!?

De acuerdo, retomemos la historia. Tras infiltrarse en la base de Apothanasia y derrotar a Rôdo y al padre de Kagerô, el grupo consigue rescatar a Momiji y salvan a Tera, una chica que estaba presa por la organización y que dice conocer muchas cosas del pasado y el presente.

Sin embargo, la batalla final aún no ha tenido lugar. Invocando a un Dross gigante, el padre de Kagerô se fusiona con él y sale a la ciudad, con el fin de destruir a Momiji, la Clave. Rôdo, incapaz de sentir odio por su padre adoptivo, se une a la batalla. Mientras Kiri se enfrenta al espadachín, el resto del grupo lucha con el imponente Dross, dispuestos a protegerse entre ellos.

Lo que no esperan es descubrir el verdadero objetivo de Apothanasia. El origen de las criaturas y el por qué de su existencia dejará de ser un misterio, así como el motivo por el que estaba Tera encerrada en su prisión particular. Momiji, además, siente ciertos celos por la joven, demostrando una vez más su humanidad.

Y esa es más o menos la historia. En el tomo anterior descubrimos que Momiji era la Clave, una entidad con forma humana cuya existencia servía para que los Dross pudiesen sobrevivir en la Tierra. Si ella muere, todos los seres dimensionales también. Aun así Kagerô no está dispuesto a sacrificarla. Sabiendo que la Clave entró en ella el día que le salvó de ser aplastado, ahora le toca a él salvarla.

Cuando parece que están a salvo en la ciudad. El padre de Kagerô aparece fusionado con un Dross gigante dispuesto a matarles. El ataque sorpresa tiene lugar cuando Momiji se pone celosa de Tera, huye y Kagerô la sigue, acompañado de Kiri, que por fin cuenta su pasado. Mientras la chica del chupachups se enfrenta a Rôdo, Shimura pelea con su antiguo compañero, que deja claro que él no creó a los Dross, idea que tenían los Embers.

Tera, la chica que encuentra Kagerô al destruir la base de Apothanasia, demuestra saber muchas cosas del pasado al desvelar ciertos secretos dolorosos de Kiri y de Shimura. Momiji, que se siente celosa porque la chica no se despega de Kagerô, huye sin decir nada. Cuando Kagerô la encuentra, deja claro que la joven es su prioridad.

Y del final no quiero contar nada, pero se desvelan muchísimas cosas. Sabremos por qué se abrió el portal por el que entran los Dross, el verdadero objetivo de Apothanasia y quién es realmente Tera. Hay una muerte que, bueno, es un poco triste, aunque tampoco me resultó muy hiriente. Y descubriremos cosas nuevas sobre la condición de Clave de Momiji.

No puedo decir mucho más porque es un tomo centrado en la batalla y en las conversaciones entre los personajes. Veremos a Kagerô liberando todo su poder, aunque eso signifique agotar su fuego vital. En temas de dibujo, sigue manteniendo una estética similar, muy bien trabajada y bien diseñada.

Y esto es todo por hoy. Aún quedan dos tomos más de esta saga, que intentaré comprar pronto para poder cerrarla. Al final tenemos un margen de tiempo de un año, durante el que han pasado muchas cosas y las tornas han cambiado. A ver cómo empieza el cuarto tomo. ¡Nos vemos!


Nota: 6/6


Otros títulos:








No hay comentarios:

Publicar un comentario