Últimas reseñas


miércoles, 3 de enero de 2018

To the Abandoned Sacred Beasts #1

¡Buenas tardes minna!

Hoy os traigo un manga que conocí en Londres y del cual hice foto para investigar más tarde. De primeras el dibujo me gustó mucho y la sinopsis prometía, así que cuando se lo compré a una amiga por el cumple, me compré otro para mí jajaja.


Título: To the Abandoned Sacred Beasts
Saga: To the Abandoned Sacred Beasts #1
Guión: MAYBE
Traducción: Jason Moses
Dibujo: MAYBE
Editorial: Vertical Comics
Género: Shonen
Páginas: 200
ISBN: 978-1-942993-41-4
Precio: 11.64 €

During a protacted civil war that pitted the North against the South, the outnumbered Northerners used dark magic to create monsterous super-soldiers —Incarnates. Now that the war has ended, those Sacred Beasts must learn to make their way in a peaceful society, or face death at the hands of a Beast Hunter. 
Nancy Schaal Bancroft, the daughter of an Incarnate soldier who met a untimely end at the hands of one such Beast Hunter, turns to hunting the hunter herself. But once she catches up with her quarry, she discovers hard truths about the lives of the Incarnates.

Durante una guerra civil protestante que enfrentó al Norte contra el Sur, los norteños superados en número usaron magia oscura para crear super-soldados monstruosos —Incarnates. Ahora que la guerra ha terminado, esas Bestias Sagradas deben aprender a abrirse camino en una sociedad pacífica, o enfrentar la muerte a manos de un Cazador de bestias.
Nancy Schaal Bancroft, la hija de un soldado Incarnate que se encontró con un final inoportuno a manos de uno de esos cazadores de bestias, comienza a cazar al cazador por su cuenta. Pero una vez que se pone al día con su presa, descubre duras verdades sobre las vidas de los Incarnates.

No tengo muy claro cómo traducir lo de Incarnates. Imagino que sea algo así como Encarnados, pero prefiero dejarlo en versión original. Os pongo un poco en antecedentes. Años atrás hubo una guerra entre los territorios del Sur y del Norte. Estos últimos, superados en número, recurrieron a magia negra para convertir a sus soldados en criaturas con poderes que rozaban lo divino, pero a cambio perdían su apariencia humana.

Estas criaturas, los Incarnates, fueron venerados como dioses ya que gracias a ellos la guerra acabó y comenzó un período de paz. Sin embargo, las que fueron criaturas sagradas comenzaron a ser temidas después de perder su propósito de vida, pasando a ser temidas y repudiadas. Les llamaban Bestias. Algunas de ellas perdieron lentamente su humanidad a causa del odio de los humanos, cometiendo asesinatos y toda clase de atrocidades.

Schaal era la hija de uno de estos soldados. Cuando su padre, un Incarnate con aspecto de dragón, fue asesinado por un Cazador de Bestias, la chica decidió vengarse y, armándose con el fusil para elefantes de su padre, comenzó su propia caza. Sin embargo, cuando encontró al asesino de su padre, descubrió una terrible verdad: Hank, el cazador, era el capitán del pelotón de Incarnates. Durante la guerra, les hizo una promesa a sus soldados: si estos perdían la humanidad, él acabaría con ellos.

Y esa es más o menos la historia. Schaal, nuestra joven protagonista, siempre veneró a su padre por ser un soldado que defendió su país y que dio su cuerpo a cambio de la victoria. Cuando este fue asesinado por un Cazador, la joven solo buscó venganza. En cuanto encontró a Hank, le disparó con el fusil para elefantes, pero el chico se levantó tan tranquilo y se la llevó aparte para entender el porqué de su ataque.

En ese momento, Hank le explica su objetivo: buscar a los soldados de su peletón que se comportan como monstruos y acabar con ellos. La recompensa que recibe del gobierno por ello se lo da a los familiares, con el fin de ayudar en compensación por el asesinato. Aunque la chica decide quedarse con él para vigilarle y matarle cuando pueda, poco a poco ve la razón detrás de las acciones del capitán.

Durante su viaje juntos, Schaal conoce el pasado y los actos inhumanos de los objetivos del capitán. Aunque Hank no tiene apariencia monstruosa, el hecho de ser el capitán del pelotón le convierte en un Incarnate, aunque es un tanto especial. Juntos recorran el continente buscando casos, descubriendo cómo la gente se adapta al período de paz y recopilando información sobre un objetivo muy peligroso que anda suelto.

En tema de dibujo, no sé por qué pero el diseño me gusta muchísimo. Presenta un juego de sombras muy bien realizado, dando un toque oscuro a la historia. Aunque al principio pensé que la historia iba a ser muy sangrienta, no lo ha sido tanto, aunque no por ello me ha decepcionado. La historia se sigue muy bien y al final hay un pequeño apartado que nos presenta a los Incarnates que aparecen, así como algún dato útil sobre la historia, algún arma... 

Sin duda, esta historia se ha ganado el derecho a estar completa en mi estantería. Aunque es un tomo en parte introductorio, la historia avanza rápido y deja un final que pide más, así que el siguiente manga caerá pronto.

 

Nota: 6/6





No hay comentarios:

Publicar un comentario