Últimas reseñas


viernes, 27 de abril de 2018

Doubt #3

¡Buenas tardes, minna!

La verdad es que esta es una historia que he tenido que releer un par de veces ya que solo tenía el tomo 1 y 2. El otro día fui al cine y aproveché para mirar mangas. Pues justo estaban el 3 y el 4, así que decidí comprarlos y leer todo de una vez. Por ello, ¡vamos con la tercera reseña!


Título: Doubt
Saga: Doubt #3
Guión: Yoshiki Tonogai
Traducción: Nathalia Ferreyra
Dibujo: Yoshiki Tonogai
Editorial: Ivrea
Género: Seinen
Páginas: 200
ISBN: 978-84-16805-55-6
Precio: 8 € 

El Rabbit Doubt se repite. Descubren la impactante verdad tras abrir la última puerta. ¿En quién pueden confiar? ¿De quién deberían sospechar? Gracias al sacrificio de unos pocos, los supervivientes consiguen una respuesta... 
Se revela la identidad del lobo mentiroso.

De acuerdo, retomemos dónde nos quedamos en el tomo 2. Tras descubrir que Eiji ha sido asesinado y que su mano, con el código de barras, se puede alcanzar desde la puerta atascada, el grupo abre una última puerta: una sala llena de máscaras de conejo, herramientas, cadenas... y una puerta blindada que da al exterior.

Leyendo los archivos que han encontrado en una de las salas, la principal sospechosa es Haruka, que ha desaparecido misteriosamente. Mientras buscan una forma de salir, Mitsuki se desmaya debido a la infección de la herida que tiene. Mientras Hajime se encarga de curarla bajo la supervisión de Yuu, este decide echarle un último vistazo a la nueva sala, donde encuentra la cabeza de Haruka dentro de una máscara de conejo.

El asesino aún está suelto y solo quedan tres personas vivas. En cuanto uno de ellos muera, la identidad del asesino estará clara, pero falta lo más importante: saber por qué el asesino ha planeado todo eso y cuál es la relación entre todos los jugadores.

Y creo que eso os contaré de este tomo. Comenzamos con Yuu y Mitsuki en la nueva sala que han abierto, en la que encuentran una puerta blindada por la que Haruka, la principal sospechosa, ha debido de escapar. Su búsqueda les lleva a más archivadores, en los que todo está tachado salvo la información de una de las víctimas, el hombre que había muerto por sobredosis y que había atacado previamente a Yuu.

Con Rei clavada en la pared, Eiji ahorcado, Haruka desaparecida y Hajime atado en una de las salas, Yuu y Mitsuki tratan de juntar todas las piezas del rompecabezas para descubrir quién es el lobo escondido entre los conejos y por qué hace esto.

Una de las conclusiones a la que llega Yuu, tras ver la sala llena de máscaras de conejo, es que no es el primer Rabbit Doubt real que se lleva a cabo. Aunque su principal sospechosa es Haruka, la cual aparece (o una parte de ella) más tarde, no sospechosa para nada del asesino real, el cual se desvela al final del tomo.

En tema de dibujo, seguimos con el diseño oscuro, siniestro y macabro de la historia. Los personajes siguen encerrados en una especie de fábrica o almacén abandonado, todo lleno de puertas y baldas de metal. La sala llena de máscaras de conejo es realmente siniestra, ya que dan mucha grima. La historia por fin se está resolviendo, pero aún queda un último tomo para sorprendernos.

Después de esta reseña irá la del cuarto tomo, ya que he decidido leerlos de seguido y cerrar ya la historia. Para la gente que sigue esta saga, no sé si sabéis que hay una segunda, llamada Judge, que consta de seis tomos y también está muy bien valorada. ¡Nos vemos en unos días con el cuarto tomo!



Nota: 5/6


Otros títulos:






1 comentario:

  1. Tengo los dos primeros en casa y aún no me los he leído pero la verdad es que me llaman un montón!

    ResponderEliminar