Últimas reseñas


martes, 26 de septiembre de 2017

Immortal Hounds #1

¡Buenas tardes minna!

Hoy os traigo un manga que me compré estas vacaciones en Londres y que, después de una ojeada rápida, no se despegó de mi mano. Me gusta mucho como trata el tema de la resurrección, aunque eso os lo explicaré en la reseña. Espero que os llame la atención.


Título: Immortal Hounds
Saga: Immortal Hounds #1
Guión: Ryo Yasohachi
Traducción: Yota Okutani
Dibujo: Ryo Yasohachi
Editorial: Vertical Comics
Género: Seinen
Páginas: 204
ISBN: 978-1-942993-59-9
Precio: 12.95 $

In another reality, humans never die. If they get sick or injured, they simply "kill" themselves—and immediately come back to life. But then a mysterious new disease, Resurrection Deficiency Syndrome, starts spreading through the populace via Vectors. The Anti-Vector Police Task Force is determined to solve the mystery of how RDS spreads, but the Escape Artists who use violent means to rescue Vectors seriously hamper the police's effort. And just how the Escape Artists always beat the cops to the scene of the crime...?

En otra realidad, los humanos nunca mueren. Si se ponen malos o se hieren, ellos simplemente se matan, volviendo a la vida al momento. Pero entonces una nueva enfermedad, el Sindrome de Deficiencia de Resurrección, empieza a extenderse entre la población a través de los Vectors. La Fuerza Policial Anti-Vectors está decidida a resolver el problema de la extensión del RDs, pero los Escape Artists, los cuales usan la violencia para rescatar a los Vectors, interrumpen seriamente en los esfuerzos de la policía. ¿Y cómo lo hacen los Escape Artists para derrotar siempre a los policías en la escena del crimen...?

Vale, os cuento un poco. Nos encontramos en una sociedad en la que la gente no puede morir. Cuando se ponen enfermos, se hieren o se encuentran mal, se suicidan y aparecen de nuevo sanos. Y no es que se regeneren o algo del estilo, es un "pop" y reaparecen. Sin embargo, una enfermedad, llamada RDS, es está extendiendo por la ciudad. La gente que se contagia no revive, simplemente muere. 

Esta enfermedad se extiende a través de los Vectors, personas infectadas que se infiltran en la sociedad. ¿Cómo infectan? Pues cuando una persona normal se enamora de un Vector, queda infectada, por lo que ya no revive.

Debido a esto, se crea un cuerpo policial Anti-Vectors, que se encarga de buscarles, arrestarles y practicarles la eutanasia. Sin embargo, hay una organización que siempre aparece y se enfrenta a los agentes. Los Escape Artists son personas especializadas que aparecen cuando un Vector está en peligro, atacando a la policía y llevándose al infectado. Mediante trucos que impiden que los agentes de suiciden, los Escape Artists siempre están un paso por delante de la policía.

Y aquí es donde encontramos a nuestros dos protagonistas. En el grupo de los Anti-Vectors tenemos a Kenzaki, un detective cuya hermana pequeña se enamoró de un Vector y murió al tratar de probar su inocencia. Desde entonces, se esfuerza por dirigir el grupo en contra de los infectados. Por otro lado, tenemos a Rin, una joven inexpresiva y de carácter calculador que, trabajando en el grupo de Kenzaki, es una Escape Artists. Gracias a una tira luminosa que impide a los demás ver si cara, la joven va con su traje de marinera y todo tipo de armas que la permiten salvar a los Vectors. Además, tiene una extraña habilidad que le permite usar los lazos de su bufanda como su fuesen cuchillas.

Gracias a que está infiltrada en el grupo, Rin puede pasar la información a su organización y adelantarse a Kenzaki, pero el detective es calculador y muchas veces la tiende trampas, a pesar de no reconocerla. Es una lucha entre dos sabuesos sin amo, dispuestos a todo para hundir al otro.

Una cosa que me ha llamado la atención es que, aunque nos presentan a los dos como los protagonistas de cada bando, del que más sabemos es de Kenzaki. Los capítulos finales nos cuentan un poco de Rin, su hermana y su madre, así como de un posible origen para esa habilidad de los lazos, pero no sabemos por qué está en ese bando y por qué tiene como misión en la vida proteger a los Vectors. También me ha llamado la atención el hecho de que la enfermedad se contagie cuando la persona se enamora de un Vector. El hecho de enamorarse hace que se infecte.

En tema de dibujo, he decidido clasificarlo como Seinen porque tiene una ambientación oscura, bastante seria y, sinceramente, muy sangrienta. Vemos cabezas explotando, brazos volante, cuerpos aplastados... de todo. Eso sí, una cosa que me ha hecho gracia es que, mediante unas viñetas cómicas entre capítulos, explican que cuando alguien resucita la sangre que ha derramado también desaparece. Y si, por ejemplo, mueres ahogado en el mar, tu cuerpo no resucita bajo el agua (sería un ciclo infinito), sino que aparece en la orilla más cercana, a salvo. El diseño de los personajes es oscuro, realista y muy bien trabajado, aunque algunas escenas de disparos tienen exceso de animaciones de batalla.

En general, es una historia que me ha llamado mucho la atención y que ha dejado las expectativas muy altas para el siguiente tomo. La ambientación, a pesar de su complejidad, está muy bien explicada, algo que le da muchos puntos. Pronto me haré con el siguiente, porque vale la pena.


Nota: 6/6






No hay comentarios:

Publicar un comentario