Últimas reseñas


viernes, 18 de mayo de 2018

Deadman Wonderland #12

¡Buenas tardes, minna!

Ya estamos a un solo tomo del final de esta increíble historia. La verdad es que ya no sé ni cómo introducirla, ya que os llevo hablando de ella en once reseñas anteriores. Usuarios de sangre, un terrible terremoto y una cárcel llena de locos. ¿Qué más podemos pedir?


Título: Deadman Wonderland
Saga: Deadman Wonderland #12
Guión: Kazuma Kondou
Traducción: Nathalia Ferreyra
Dibujo: Jinsei Kataoka
Editorial: Ivrea
Género: Shonen
Páginas: 196
ISBN: 978-84-15922-62-9
Precio: 8 €

Ganta regresa y planta cara a Toto Sakigami salvando a Senji de una muerte casi segura. El poder del enemigo es abrumador, pero Ganta y Senji forman un gran equipo. Combinando su fuerza y astucia, consiguen lanzar un ataque feroz. Senji destruye el edificio y mutila a Toto, que acaba aplastado por los escombros... ¿estará realmente muerto?

La verdad es que este tomo mezcla peleas con historias del pasado. Comenzamos donde acabamos en el tomo anterior, con Senji sin un brazo y Ganta regresando para salvarle. Aunque el rival al que se enfrentan es muy poderoso, entre Senji y Ganta son capaces de derrotar a Toto y destruir el edificio, cuyos cascotes caen junto a su enemigo.

Por otro lado, el resto del grupo acude al rescate, pero llegan cuando la batalla ha terminado. Gracias a los recuerdos que consiguió Ganta cuando el antiguo director intenta usar su cuerpo y mente, descubren que solo la Rama del Pecado de Ganta puede potenciar o desactivar el mecanismo Mother Goose, la máquina que bloquea los poderes de Wretched Egg.

Pero hay una cosa que Ganta no sabe y los demás sí: la piedra que tiene incrustada en el pecho está extendiendo su poder por todo el cuerpo del chico. Si sigue usando su Rama del Pecado, el cuerpo de Ganta colapsará y morirá. Sin embargo, si quieren bloquear para siempre los poderes de Shiro, deben dejar que la use al menos una vez más.

Como veis, el tomo comienza en mitad de la pelea que dejamos sin acabar en el tomo anterior. Senji salva a Ganta de Toto y le ayuda a huir, enfrentándose al director reencarnado de Deadman Wonderland. Sin embargo, Ganta está cansado de huir y regresa para ayudar a su amigo, el cual ha perdido un brazo. Juntos acaban con Toto, que pierde dos extremidades y es aplastado por los cascotes del edificio.

Sin embargo, su enemigo no ha terminado aún con sus planes. Aquí es cuando entra en acción Yosuga, la chica que conocimos hace dos tomos y que dice ser la hermana de Toto, del original. En este tomo ya descubrimos su historia y la verdadera relación de los dos, aunque la chica decide enfrentarse a Ganta y a los demás incluso sabiendo que Toto ya no es el mismo, sino que es el director Rinichiro Hagire reencarnado. 

También tengo que comentar que este tomo es más corto que los anteriores. Volvemos a quedarnos en mitad de una batalla y pasamos a capítulos extra, donde conocemos más cosas sobre los personajes: como que, en un momento del pasado, llegan a estar muy cerca algunos sin saberlo. Así como algunas vivencias de los Deadmen conocidos dentro de Deadman Wonderland.

Y esto os contaré. La reseña es breve porque la historia no da más de sí y el tomo es más corto que los anteriores debido a las historias extra. En temas de dibujo creo que poco más puedo comentar, ya que he ido analizando los distintos puntos interesantes a lo largo de todas las reseñas.

Ya solo queda el capítulo final, en el cual desvelaremos un secreto relacionado con la madre de Ganta que en este tomo Toto se lo dice al chico pero no nos cuentan qué es. Y nos hemos acercado al final. Tengo ganas de terminar la historia por saber cómo acaba, pero no quiero finalizar una de mis sagas favoritas T__T Ya os contaré pronto qué tal acaba. ¡Nos vemos!

 

Nota: 6/6


Otros títulos:






No hay comentarios:

Publicar un comentario