Últimas reseñas


sábado, 10 de marzo de 2018

Ten Count #5

¡Buenas tardes, minna!

Aquí vuelvo con esta increíble historia, que cada vez escala más alto en el top ten de mis favoritos. Al parecer, el siguiente tomo aún no está escrito, así que estoy sufriendo mucho y muy fuerte. Esperemos que la autora se de prisa y no nos haga sufrir mucho jajaja.


Título: Ten Count
Saga: Ten Count ##5
Guión: Rihito Takarai
Traducción: Adrienne Beck
Dibujo: Rihito Takarai
Editorial: SuBLime Manga
Género: Yaoi
Páginas: 196
ISBN: 978-1-4215-9373-9
Precio: 11,55 €

Seeing Kurose for the first time in two months, Shirotani takes a big step forward in their relationship—and his treatment— by kissing Kurose's hand when asked. Then, after Kurose fails to invite him home, Shirotani chases after him! Could this new, more impulsive side of Shirotani signal a new phase in their tumultuous relationship?

Al ver a Kurose por primera vez en dos meses, Shirotani da un gran paso adelante en su relación, y su tratamiento, besando la mano de Kurose cuando se lo pide. Luego, después de que Kurose no lo invita a su casa, ¡Shirotani lo persigue! ¿Podría este nuevo lado más impulsivo de Shirotani señalar una nueva fase en su acalorada relación?

La verdad es que ha llegado un punto de esta historia en la que me he perdido un poco jajaja. En el tomo anterior, conocemos el pasado de Shirotani y el origen de su fobia a los gérmenes: después de ver a su padre y a su amante acostándose, el niño se tocaba pensando en lo que contempló. Sintiendo asco de sí mismo, su fobia surgió como una forma de no contaminar a los demás.

Kurose, que ya había descubierto esta verdad a pesar de que Shirotani no terminaba de aceptarlo, se le declara diciendo que quiere contaminarle más, provocando la huida de Shirotani. Dos meses después, se encuentran en un ascensor que se ha bloqueado por culpa de la tormenta. Cuando el joven empresario se disculpa, Kurose le ofrece un trato: le perdona si le besa la mano. A pesar de sus miedos, Shirotani lo hace y terminan en paz, pero Kurose va por su lado cuando el problema se resuelve.

Lo que no espera es que Shirotani corra detrás de él, expresando los sentimientos que hasta el momento no había querido decir en voz alta. Con la frase "quiero que nos contaminemos mutuamente", ambos disfrazan sus sentimientos, pero dejando claro el mensaje oculto. Llegados a este punto, nos presentan la historia de Kurose y su devoción por Shirotani, que también viene de muchos años atrás.

Y esta es la historia de este tomo. Los protagonistas terminan haciendo las paces, con lo denominado "polvo de reconciliación", algo nuevo para Shirotani. Kurose sigue con su cantinela de que quiere ser contaminado por el joven, una forma de decirle que no va a alejarse de él. Shirotani, por su parte, decide confiar en el chico y sincerarse, aunque la declaración aún tiene que llegar. 

La historia de Kurose es en cierta manera triste. Si queréis descubrirla leyendo el tomo, no leíais este párrafo. Con unos padres que solo se preocupaban por ellos mismos, Kurose se cría en un ambiente en el que solo quiere llamar la atención que necesita un niño de su edad. Después de romper el cristal de una casa porque sí, Kurose termina visitando todos los días al dueño del lugar, un hombre que tiene una clara obsesión con la limpieza. Después de una situación que termina mal, Kurose descubre que el que había considerado su amigo tenía un trastorno obsesivo-compulsivo y que, tras lo acontecido, el hombre se había suicidado. Con el objetivo que ayudar a las personas como él, Kurose se fija en Shirotani. Cuando la relación avanza, el chico solo teme ser abandonado por haberse pasado de la línea, como en el pasado.

La verdad es que, si en los tomos anteriores ya teníamos escenas subidas de tono, en este ya pasamos el límite establecido. Me ha gustado que, al igual que en el tomo anterior conocimos la historia de Shirotani, en esta conozcamos la de Kurose, ya que también tiene importancia. Sin embargo, el comportamiento de este último sigue descolocándome un poco, ya que a veces es muy cariñoso y paciente y otras veces llega a ser un poco cruel y sádico.

Como dije arriba, pensé que este era el último tomo ya que no hay noticias de un sexto. Mirando los comentarios de GoodReads, he visto que el problema reside en que está en proceso, así que tocará esperar. También decir que, si no se os da bien el inglés pero queréis leer esta historia, Ivrea la está trayendo a España. Cuando se publique esta reseña imagino que ya vayan mínimo dos tomos.

Y esto es todo por hoy. Espero que pronto tengamos noticias del siguiente tomo porque la historia promete mucho y el dibujo sigue siendo de mis favoritos. ¡Nos vemos!




Nota: 5/6


Otros títulos:






No hay comentarios:

Publicar un comentario