Últimas reseñas


miércoles, 28 de marzo de 2018

Deadman Wonderland #9

¡Buenas tardes, minna!

Pues aquí regreso con el siguiente tomo de Deadman Wonderland. Por así decirlo, en este tomo se cierra un arco pero la historia sigue con el desenlace final. Es un volumen que da respuesta a muchas incógnitas, algo que he agradecido muchísimo.


Título: Deadman Wonderland 
Saga: Deadman Wonderland #9
Guión: Kazuma Kondou
Traducción: Nathalia Ferreyra
Dibujo: Jinsei Kataoka
Editorial: Ivrea
Género: Shonen
Páginas: 182
ISBN: 978-84-15922-15-5
Precio: 8 €

Los habitantes del Pabellón G consiguen vencer a la Primera Unidad, los Forgeries más poderosos. Sin embargo, la batalla fue tan dura que todos quedan gravemente heridos. Por otro lado, Ganta saca fuerzas para ayudar a Makina en la operación "Puño Final" para acorralar a Tamaki y se dirige a la azotea de Deadman Wonderland. Pero lo que encuentran allí los deja a todos pasmados...

Vale, retomamos un poco lo que pasó en el tomo anterior. Nuestro grupo protagonista se enfrentó a la Primera Unidad de Forgeries, los más poderosos creados por Tamaki. Cuando Ganta derrota a Nagisa con la ayuda de Shiro, esta cae derrotada. Dejándola en manos de Azami, Ganta sigue los pasos indicados por Makina para acorralar al director y acabar con él.

Sin embargo, no sabe lo que pasa a sus espaldas. Shiro, supuestamente muy mal herida, se levanta por su propio pie, pero no es ella misma la que habla a través de su boca. Azami, asustada ante la desconocida que se encuentra ante ella, está dispuesta a todo para impedir que alcance a Ganta. 

Mientras toda la prisión explota y Makina acorrala a Tamaki, Wretched Egg hace acto de presencia, junto a Toto, ese misterioso Deadman cuyo cuerpo está formado por muchas partes distintas. La verdad sobre el terremoto de hace años, el papel de Tamaki y la identidad de los dos Deadmen malvados queda clara por fin, aunque saberlo no salvará a todos los que van a morir.

Y esa es más o menos la historia. Realmente Ganta solo aparece en dos momentos importantes, pero está desaparecido en este tomo. Con el regreso de Wretched Egg, las cosas se descontrolan. Tamaki y la doctora psicópata que le ayuda han creado una criatura a base de Forgeries, supuestamente capaz de derrotar al Deadman original, pero no saben que todos los datos que poseen son falsos.

Makina, que pensaba que Tamaki era la mente maestra detrás de todo, no entiende qué es el Wretched Egg, pero su cuerpo tiembla al contemplarle. Las implicaciones de este en el terremoto de hace años, los motivos de Tamaki para reunir a todos los Deadmen inocentes en una prisión, la identidad real de Toto y su función en toda la trama... Demasiada información para la ex jefa de vigilantes.

En este tomo hay muertes a diestro y siniestro. Nos encontramos en una completa batalla campal por toda la prisión, en la que los Forgeries están sueltos y las explosiones buscan hacer salir a Tamaki. Además, Wretched Egg y Toto también se están abriendo paso para encontrar a Ganta, matando todo a su paso sin detenerse. Cuando el chico descubre la verdad, el shock es demasiado para él.

La verdad es que no puedo contar mucho de este tomo ya que son muchas respuestas con ciertos flashbacks y no quiero hacer ningún spoiler. Solo decir que el final del tomo es un cierre de arco, que da paso a la verdadera batalla final. 

En tema de dibujo no puedo añadir mucho más a los ya comentado en los tomos anteriores. Sigo pensando que la historia debería ser catalogada de Seinen porque la cantidad de escenas sangrientas y grotescas es grande, pero bueno. En este tomo además se quedan a gusto, con panorámicas llenas de cuerpos despiezados y una escena de una mano dentro de una cabeza que me ha dado mucha grima.

Y esto es todo por hoy. Este tomo da muchísima información, algo que ya era necesario, y desvela muchas cosas a los protagonistas que, si no lo asimilan rápido, no sobrevivirán mucho tiempo. Ya va quedando menos para acabar la saga que se ha colocado en el puesto número de historias favoritas.



Nota: 6/6


Otros títulos:




No hay comentarios:

Publicar un comentario